fbpx
Cerrar

Oficialismo acuerda Convención Constituyente y rechazan plebiscito de entrada: oposición se niega

13 DE NOVIEMBRE DE 2019/VALPARAISO Jacqueline van Rysselberghe Gonzalo Fuenzalida y los senadores de Chile Vamos , oposición presidentes de partidos se reúnen en el comedor de la presidencia del senado FOTO:PABLO OVALLE ISASMENDI /AGENCIAUNO

En el contexto de varias reuniones, primero individuales por sector y finalmente mutuas, Chile Vamos anunció estar de acuerdo con una Convención Constituyente, pero rechazando un plebiscito de entrada.

Esta mañana se dieron varias reuniones paralelas entre sectores para hablar sobre un proceso constituyente.

En ese contexto, personeros de Chile Vamos ingresaron en una reunión de la oposición para anunciar su postura de realizar una Convención Constituyente con proporciones 40/40/20.

Según explicaron, las proporciones corresponde a un 40% de parlamentarios en ejercicio, los que entrarían a conformar este bloque en proporción equivalente al tamaño del bloque o los partidos y, por su parte, un 40% de asambleístas.

Ese 80% elegiría al restante 20%, que serían profesionales técnicos, por ejemplo, abogados constitucionalistas y otros profesionales técnicos que pudieran aportar en la discusión de una nueva Constitución.

Según indicaron, al finalizar el borrador sería la ciudadanía la que deberá aprobarla, a través de un plebiscito ratificatorio.

En la misma línea, dejaron claro que no querían inhabilitar a los parlamentarios a que participaran de esta Convención Constituyente, pues una propuesta que se barajaba era el eventual hecho de que aquellos que participasen fuesen inhabilitados de sus cargos para poder conformar este proceso y así se evocaran completamente a la Convención Constituyente.

Por tanto, Chile Vamos plantea que si participan parlamentarios en ejercicio, estos se mantengan en sus cargos mientras sucede la discusión.

Asimismo, aseguraron que han cedido en varios puntos, pues se barajaba en un principio que fuese un 50% y 50% quienes conformaran esta Convención Constituyente y no contemplaba en primera instancia un plebiscito ratificatorio, sino, que fuera el congreso quien aprobara la Carta Fundamental.

La oposición responde

La propuesta fue presentada a la oposición, donde diversos sectores señalaron no apoyarla pues se elimina la figura de plebiscito de entrada.

El senador Guido Girardi (PPD) dijo que “en estas condiciones no hay ninguna posibilidad” y que “debemos volver al mecanismo que nosotros hemos planteado, (…) que los ciudadanos decidan, que restablezcamos la Asamblea Constituyente, restablezcamos el plebiscito y que sean los ciudadano y ciudadanas que resuelvan esta materia”.

El mismo rechazó manifestó el presidente del Partido Socialista, Alvaro Elizalde, quien enfatiza que hubo un retroceso claro en lo que se había podido conversar durante la jornada del pasado miercoles en el Congreso.

“Nosotros tenemos voluntad de dialogo y obviamente siempre hay que seguir conversando, pero la propuesta que ha hecho hoy el oficialismo es profundamente antidemocrática”, sentenció.

Agregó que “menos de la mitad de quienes van a redactar la constitución van a ser elegidos por la ciudadanía y un 20% va a ser designado. Quieren volver a la lógica de los designados”.

“¿Por qué le temen a la gente? Se niegan al plebiscito habilitante del proceso, el plebiscito que inicia el proceso. Hoy las posturas están más lejanas que ayer, porque ellos han hecho hoy una propuesta que es profundamente anti democrática”, señaló la autoridad.

Por su parte, Fuad Chahin, presidente de la Democracia Cristiana, lamentó el retroceso de las últimas horas, pero dice que no es tiempo para “tirar el mantel” e insta a seguir dialogando y buscando acuerdo en la misma línea.

Mientras tanto, hay quienes se han restado de estas conversaciones, por ejemplo, el Partido Comunista y algunos sectores del Frente Amplio, que dicen que volvió nuevamente la cocina al Congreso.

Estos mismos sectores aseguran que esta formula generaría mayor molestia en la ciudadanía, que espera una participación concreta, tanto en un plebiscito de entrada como también en las opciones del mecanismo para cambiar la Constitución.

scroll to top