fbpx
Cerrar

SAG Atacama y Antofagasta evalúan trabajo de control de influenza aviar

A casi un año de iniciada la emergencia zoo sanitaria por influenza aviar en Chile, funcionarios/as del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, de las regiones de Atacama y Antofagasta, reunidos en Caldera, realizaron una evaluación de las acciones desplegadas hasta ahora para el control y prevención de esta enfermedad, delineando el trabajo para el año 2024.

El encuentro contó con la presencia del jefe (s) de la División de Protección Pecuaria, Hugo Araya, la directora regional del SAG, Mei Maggi Achu, y la directora regional del SAG Antofagasta, Fernanda Orellana Silva.

Hugo Araya señaló al respecto que “el SAG viene realizando un esfuerzo muy extenso para la contención de la enfermedad”, que se focalizó especialmente en los meses del verano pasado, cuando se registró la mayor alza de denuncias por influenza. Indicó que las labores se mantienen en gran parte de país, y se monitorea su comportamiento en la actualidad y su proyección para el año siguiente, con el antecedente positivo que en el hemisferio norte ha tenido una presencia menor en comparación a la temporada pasada.

Por su parte, Mei Maggi, destacó el compromiso de los funcionarios y funcionarias del Servicio con las diversas tareas de control, en regiones del norte que son extensas en territorio. Indicó que hacen una evaluación positiva de las acciones, reconociendo el aporte de algunos municipios de la región de Atacama. Destacó la labor de coordinación que se mantiene con la región de Antofagasta, dos zonas que comparten características comunes, como es su larga costa.

Maggi recalcó que el principal mensaje, tal como ya se ha conocido, es que “las personas no se acerquen, no toquen, no manipulen aves enfermas o muertas y que reporten, es decir que nos avisen al SAG, ya como Servicio estamos preparados, tenemos personal contratado especialmente para esta emergencia, además del personal que es permanente”.

Desde detectado el primer caso en Atacama, el 18 de diciembre de 2022, la región contabiliza 10.352 aves muertas y enterradas, producto de 19 brotes, agrupados en 10 zonas bajo control sanitario, que abarcaron el territorio costero de las comunas de Chañaral, Caldera, Copiapó, Freirina y Huasco. Hoy la totalidad de las zonas activas fueron cerradas, dado el bajo número de mortalidad y contagios que se registra.

El trabajo del Servicio se enfoca actualmente en levantar datos de bioseguridad en gallineros y recintos con aves de corral, visitándolos y aplicando una encuesta a propietarios/as. Por ello, llama a quienes tengan aves de corral a dar aviso al SAG para su registro, si aún no lo han hecho. Así mismo, se mantiene la vigilancia de la enfermedad, instando a la población a denunciar la sospecha de su presencia.

Cabe destacar que recientemente personal del SAG Atacama, en coordinación con CONAF, realizó la vigilancia de la enfermedad en los salares de Pedernales y Piedra Parada, provincia de Chañaral, tras la alerta levantada en territorio argentino por la detección de influenza aviar H5 en flamencos silvestres en la provincia de Catamarca, territorio de El Peñón. En las visitas no se visualizaron aves silvestres con signos de la enfermedad.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top