fbpx
Cerrar

Gobernador Regional y representantes del sector minero de Atacama cuestionan definiciones de Estrategia Nacional para el Fortalecimiento de la Capacidad de Fundición y Refinería

Desde Atacama piden una señal más clara del Gobierno de Chile en torno al proyecto de la nueva Fundición Hernán Videla Lira y afirman que no se siga insistiendo en la rentabilidad privada de la iniciativa considerando que la ENAMI cumple preferentemente un rol social.

En el marco de un encuentro regional donde participaron dirigentes de la pequeña y mediana minería, de sindicatos de la Empresa Nacional de Minería (ENAMI), representantes de las Asociaciones Mineras, y que fue liderado por el Gobernador Regional de Atacama, Miguel Vargas Correa, se realizó el análisis a fondo de la “Estrategia Nacional para el Fortalecimiento de la Capacidad de Fundición y Refinería” en Chile, preparada por el Comité de Fundición y Refinería, instancia compuesta por los ministerios de Minería, Economía, Medio Ambiente y la Comisión Chilena del Cobre, Cochilco.

Tras la revisión de la propuesta se alzaron voces cuestionando duramente el documento, argumentando que este se refiere a un proyecto a largo plazo y sólo contempla “modernizar la fundición Hernán Videla Lira y no una nueva fundición” como es lo que constantemente han defendido las autoridades, parlamentarios y dirigentes de organizaciones mineras de Atacama.

Al respecto, el Gobernador de Atacama, Miguel Vargas Correa, sostuvo “tenemos claro que esta es una propuesta, pero en una primera mirada hay un consenso en la región de Atacama que esto genera más bien decepción, no es lo que esperábamos. Siempre hemos dicho que lo que exigimos de parte del Gobierno, y particularmente de esta administración, es un compromiso mayor con la ENAMI y que esto se note; con el rol social que esta empresa juega, y por supuesto, un reconocimiento importante al rol que cumple la pequeña y mediana minería. Nosotros siempre lo destacamos, porque somos una región que depende mucho esta actividad, y particularmente de la pequeña y mediana. Obviamente si uno analiza en detalle los contenidos de este documento, de esta propuesta, es imposible no compartirlos en términos generales, pero estamos hablando de condiciones que se pueden materializar a largo plazo. Obviamente un proyecto de fundición debe cumplir con aspectos normativos en el plano ambiental, tiene que mantener para que pueda ser viable, políticas de diálogo con las comunidades, todo eso lo reconocemos y lo destacamos, pero tal como está planteado en el texto, podríamos tener fundición en 10 o 20 años más y los problemas del ENAMI son ahora”.

 “Hemos dicho, y se lo hemos planteado al propio Presidente. Es necesario que exista un convencimiento mayor de esta administración,  es importante sacar adelante el proyecto de la nueva fundición, que es la única iniciativa que podría permitir que el actual Gobierno cumpla con lo que está establecido en el propio programa, que es aumentar la capacidad de fundición en Chile.  No hay ningún otro proyecto que pueda posibilitar que eso se pueda concretar.  Esta es una iniciativa que en el cronograma que tiene definido debiera ingresar al sistema de evaluación de impacto ambiental en el segundo semestre del presente año, y lo que queremos, tal como lo hemos dicho siempre, es un compromiso y una señal más clara del Gobierno con este proyecto, y que no se siga insistiendo en que, lo que se está proponiendo. es un estudio que acredite la rentabilidad privada de la iniciativa, cuando lo que hemos dicho en todos los tonos es que la ENAMI cumple preferentemente un rol social y en esto el Estado tiene que tener un reconocimiento específico de ese rol”, agregó el Gobernador de Atacama.

Joel Carrizo, Presidente de la Asociación y el Sindicato de Pirquineros de Tierra Amarilla y Consejero de la Sociedad Nacional de Minería, manifestó que “con una mirada gremial, el gran castigador de la Enami es el Estado de Chileno. El estado nombra al administrador, el directorio está conformado por 3 miembros del Gobierno, los nombra el Presidente de la República; el Instituto de ingenieros de minas, dos representantes SONAMI más el Vicepresidente Ejecutivo y la Ministra, ella administra. Pero el modelo es el que defendemos nosotros. El modelo de ENAMI es único en el mundo y ha sido castigado por el Estado, mismo que fue el que le sacó utilidades a futuro y fue el primer endeudamiento en ENAMI. No fue causa de la minería en sí, ni de sus trabajadores, ni de los pequeños mineros, ni medianos. Le sacó lucas a futuro y hubo que vender la fundición Ventanas y la refinería, nos quedamos sin poder de fusión, se nos disminuyó estando en el primer cuartil de producción mundial. Cuando se hace el negocio, Ventanas estaba dentro de las más rentables del mundo y no le dieron plazo a la ENAMI para poder pagar sino que le sacaron una empresa al Estado. Hacen traspaso a otra empresa del Estado, se sacan plata de un bolsillo para pasarlo a otro y comienza el grave daño. Ahí cercenan a la ENAMI, que ya había sido cercenado con sus planteles de minas base como Punta del Cobre, Disputada de las Condes, Mina el Indio, todas eran de ENAMI y muchas minas chicas que abastecían los planteles. Todo plantel que se creó en el en el territorio era porque tenía una base, afirmó Carrizo.

Respecto al surgimiento de voces que han puesto en duda la concreción de la nueva Fundición Hernán Videla Lira, el  Presidente de la Asociación y el Sindicato de Pirquineros de Tierra Amarilla, aseveró que “vamos a poner toda nuestra fuerza y nuestro conocimiento, para hacerla y con estadística en mano. Vamos a llevar un nuevo estudio social que hizo entre el 2008 a 2015 la Universidad Católica, donde la rentabilidad de ENAMI está por sobre todas las empresas privadas en este país, porque tiene una rentabilidad social en que un dólar que paga la ENAMI se transforma en 2,8 dólares, aumenta 1.8 dólares, y eso nos da una rentabilidad en 8 años de 39 mil millones de dólares en la parte social. Entonces la confusión que tiene el Subsecretario, es de que él no está administrando una empresa privada, él no es gerente de una empresa privada, él es un administrador de políticas públicas, con rentabilidad social; y ahí es donde está la confusión que nosotros le vamos a aclarar, ya sea en diálogo, en propuesta, en contrarrestar esta propuesta que no nos sirve, porque aquí habla de modernizar la fundición, no habla de una fundición nueva. Entonces lo vamos a hacer con manifestaciones, nos vamos a unir todos los agentes productivos de Atacama”.

Eduardo de la Barrera, Presidente del Sindicato Número 1  de Paipote, enfatizó en que fue “una reunión productiva, porque se han tomado acuerdos. De hecho se nombra una comisión para buscar cuáles van a ser las fórmulas que vamos a presionar al gobierno para que esto se concrete. En primer lugar, para que nos pueda recibir la primera autoridad. Hemos recibido este informe con decepción, un informe que no muestra claramente el futuro de la Empresa Nacional de Minería, sobre todo la nueva fundición, y decepcionado porque tenemos un compromiso firmado con el Presidente de la República cuando era candidato. Se compromete en este documento a modernizar la Fundición Hernán Videla Lira y los Planteles de ENAMI, pero hasta la fecha no hemos visto nada, y  lamentablemente nos encontramos -y lo digo responsablemente- con un señor que es Subsecretario, que desde el primer día creo que ha demostrado que no quiere nada con ENAMI, están trabajando prácticamente para los privados. Lo decía mi amigo Joel Carrizo, el Subsecretario no es un gerente, el Subsecretario es un gestionador de políticas públicas, pero estamos viendo todo lo contrario. Nosotros haremos lo posible e imposible por revertir esta situación. Vamos a convocar a la comunidad a manifestarse, pacíficamente por supuesto, porque Atacama no puede ser el patio trasero de Chile. Atacama es una región con potencial, una región en la que se encuentra inserta la Empresa Nacional de Minería, empresa única en el Mundo que hace fomento a la pequeña y mediana minería”.

Eduardo Catalano, Presidente de la Asociación Minera de Copiapó expresó que si bien “uno no puede estar en desacuerdo con la propuesta, esta es de largo plazo y es más bien académica, pero el problema nuestro es de corto plazo.  El problema que atraviesa la Empresa Nacional de Minería, que no es precisamente por mala administración, sino que el dueño de alguna manera desintegró verticalmente hacia atrás la empresa y posteriormente se desintegró verticalmente hacia adelante sacándole la refinería, y por si fuera poco, le pidió a cuenta de utilidades, dinero que le sacaron a la empresa; y por otra parte la dejaron sola cuando hubo que enfrentar el problema de la contaminación. En consecuencia, nosotros solos -los pequeños y medianos mineros de Chile- hemos afrontado estos problemas y hoy día la empresa está cómo está porque el Estado no ha hecho su trabajo. Esta es una política pública que tiene 100 años de existencia, parte en el año 1927 con la caja de crédito y fomento minero, y espero que siga por 100 años más”.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top