fbpx
Cerrar

Defensoría de Atacama conmemora día del orgullo LGBTIQ+ con personas privadas de libertad

En la actividad, que se extendió por dos horas, los directivos institucionales se refirieron al quehacer institucional, a las líneas de defensa especializada, al Manual de Actuaciones Mínimas en Género y al Sistema de registro, comunicación y atención integral a víctimas de violencia institucional carcelaria, SIRCAIVI.

El defensor regional de Atacama, Raúl Palma junto a la jefa de la unidad de Estudios, Violeta Villalobos realizaron un diálogo participativo con las 5 personas pertenecientes al colectivo LGTBIQ+, privadas de libertad, en el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Copiapó, con la finalidad de conmemorar el “Día del Orgullo LGBTIQ+”, darles a conocer sus derechos y explicarles el quehacer institucional.

En primera instancia, el Defensor Regional les comentó sobre la normativa nacional e internacional de derechos humanos respecto de la no discriminación hacia personas pertenecientes a la comunidad LGBTIQ+, recalcando que “como agentes del Estado, los funcionarios públicos debemos comprometernos, en el ámbito de la justicia, a respetar y promover la igualdad ante la ley y garantizar el acceso a la justicia a todas las personas sin distinción. En este caso, sin efectuar diferencias por su orientación sexual o identidad de género, lo que constituye un compromiso central para garantizar la igualdad ante la ley y la no discriminación de todas las personas”.

Por su parte, la Jefa de Estudios indicó que “junio es el mes del orgullo, cuando las comunidades LGBTIQ+ del mundo se unen y celebran la libertad de ser ellas mismas. Esta actividad la realizamos con la finalidad de orientar y entregar asesoría a las minorías y disidencias sexuales, además de avanzar en materias de no discriminación de este segmento de la población”.

MANUAL DE ACTUACIONES MÍNIMAS EN MATERIA DE IGUALDAD DE GENEROS

La Defensoría Penal Pública cuenta con un manual de defensa penal de género desde 2018, el cual fue dispuesto para defender a las mujeres que se encuentran imputadas en un proceso penal donde se incorpora la perspectiva de género, “vivimos en un sistema hetero patriarcal, donde la discriminación contra la mujer es muy dura, las mismas cáceles están construidas para hombres, por lo que aun cuesta que los operadores del sistema penal, entiendan y comprendan lo que es la perspectiva de género como herramienta metodológica para lograr una justicia sin sesgos”, dijo el Defensor Regional.

Al respecto agregó que “el año pasado, nos reunimos un grupo de profesionales de la Defensoría en la Mesa de Género, para crear un nuevo manual que permitiese avanzar en los derechos de las mujeres en el ámbito penal, pero en la primera sesión tuvimos la certeza de la necesidad ampliar el manual a la disidencia sexo-genérica. Hicimos un trabajo arduo y desde el 31 de mayo recién pasado, contamos con el manual de actuaciones mínimas en materia de igualdad de géneros y que incluye a este colectivo”.

“Esa es la novedad más importante que queríamos contarles, esto implica que los defensores y defensoras tienen que incorporar en la defensa penal distintos enfoques diferenciados en poblaciones que tienen algún grado de vulnerabilidad mayor, como son las mujeres y la población LGBTIQ+”, de acuerdo a las sentencias de la Corte Interamericana de DDHH y sus opiniones consultivas que son derecho vigente en nuestro país”, enfatizó Palma Olivares.

Cabe destacar que el manual de actuaciones mínimas comienza su piloto el próximo 1 de julio, el cual se desarrollará en algunas regiones: incluida Atacama, “seremos pioneros en este tema y nuestros aliados son ustedes, por lo que les agradezco que nos hayan recibido para que podamos desarrollar esto de buena forma, ya que prontamente regirá en todo el país y los beneficiarios son ustedes”, agregó.

DIÁLOGO PARTICIPATIVO

Las 5 personas que participaron del encuentro, todas de la disidencia sexo- genérica, participaron activamente de la conversación; hicieron preguntas, contaron anécdotas y compartieron sus experiencias y vivencias al interior del penal.

“Por nuestra condición sexual hemos sufrido discriminación y carencia de oportunidades a lo largo de nuestras vidas y estando presas, por ejemplo, yo no puedo hacer conducta porque no me dejan trabajar en la cocina por mi condición. A mí me gusta aprender, pero acá no podemos, yo tengo cuarto año medio cumplido, y no hay otros cursos o talleres, así que voy a la biblioteca desde donde retiro y leo 5 libros a la semana”, señaló una de los participantes.

Al finalizar el diálogo abierto, la Jefa de Estudios atendió personalmente las dudas que cada interno e interna tenía sobre sus respectivas causas. Esencialmente sus preocupaciones apuntaron al hecho de que no han recibido el tratamiento médico para efectuar su transición, y sobre las posibilidades de unificación de penas, requerimientos que serán trabajados por la unidad de defensa penal de género regional.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top