fbpx
Cerrar

“Utilizó su cargo”: el reproche ético de Fiscalía a Maite Orsini por “telefonazo” a favor de Valdivia

“En términos éticos, sin lugar a duda que hay un reproche a su actuar. Utilizó el cargo que ostenta para intervenir a posteriori en un procedimiento policial rutinario que afectó a un tercero mayor de edad”, cuestiona el fiscal Cooper.

La Fiscalía descartó que la diputada Maite Orsini haya cometido algún delito por el polémico “telefonazo” a Carabineros a favor del exfutbolista Jorge Valdivia, reprochando, eso sí, que la parlamentaria utilizara su cargo para involucrarse en el procedimiento policial.

Así lo señaló el fiscal Patricio Cooper, tras el mediático conflicto que enfrentó a Orsini con Daniela Aránguiz, en una controversia que llegó a la Fiscalía, luego que la diputada de Revolución Democrática se autodenunciara.

Recordemos que Orsini fue investigada por los delitos de soborno, tráfico de influencias, connivencia en la evasión de una persona detenida, en calidad de autora inductora, falsificación de instrumentos públicos, falsificación de certificados, obstrucción a la Justicia y sustracción de expedientes.

Fiscalía por “telefonazo” de Orsini: No hay delito

No obstante, según señala el fiscal Cooper en el escrito enviado al Juez de Garantía de Santiago, “el Ministerio Público ha resuelto abstenerse de toda investigación en el presente caso en que aún no se ha producido la intervención de garantía, toda vez que: los hechos relatados en las denuncias no son constitutivos de delito”.

“No hay antecedente alguno que permita a esta Fiscalía tener por acreditado el delito de evasión de detenidos previsto y sancionado en el Artículo 299 Nº1 del Código Penal”, agrega.

“Lo anterior, por la sencilla razón que el señor Valdivia nunca fue detenido, sino que sometido a un procedimiento de control de identidad y ciertamente no existió ningún tipo de fuga por parte del señor Valdivia por lo que, por esa sola circunstancia, se descarta el tipo penal”, añade.

Pero, el persecutor cuestionó en duros términos la intervención de Orsini, haciendo un “reproche ético” por “utilizar su cargo” para intervenir en el procedimiento policial.

“Resulta claro, a juicio de esta parte, que su actuación no constituye delito, como se ha fundamentado en esta presentación, sin embargo, en términos éticos, sin lugar a duda que hay un reproche a su actuar. Utilizó el cargo que ostenta para intervenir a posteriori en un procedimiento policial rutinario que afectó a un tercero mayor de edad”, señala.

En ese sentido, destaca que Valdivia estaba en “plena capacidad” para efectuar un reclamo o ejercer acciones contra Carabineros si estimaba que sus derechos habían sido atropellados, “presionando además para que se adoptara una revisión del procedimiento que derivó en una investigación administrativa para los funcionarios policiales que practicaron el control de identidad”.

Asimismo, destaca que “con posterioridad, además, a solicitud suya, de contacto por parte de Carabineros, el tercero fuera recibido en el Cuartel Central de Carabineros por varios Generales de Carabineros, en un acto que a todas luces no está al alcance de cualquier ciudadano sometido a un control de identidad”.

“Su actuar lesiona el trato igualitario que las Instituciones del Estado deben dar a todos los ciudadanos, intervención además fundamentada en relaciones de carácter sentimental con el tercero sometido al procedimiento policial, lo cual agrava el reproche moral”, sentencia Cooper.

El “telefonazo” de Orsini con Carabineros

Cabe destacar que en el mismo escrito se detallan las declaraciones que se le tomaron a todos los involucrados, desde la propia Orsini, pasando por Aránguiz, la general de Carabineros, Karina Soza, y los funcionarios que adoptaron el procedimiento.

La parlamentaria, por ejemplo, reiteró parte de lo que señaló públicamente, reconociendo que llamó a Soza “para ponerla en conocimiento de que una persona de alto conocimiento público haría una denuncia por vulneración de derechos fundamentales”.

“En dicha conversación no le solicité nada, ella tampoco me solicitó nada, me indicó que se seguirá los canales regulares y al rato de hecho me escribió por whatsapp un funcionario de Carabineros y me solicitó el contacto de esta persona a lo yo accedí sin más”, dijo, descartando haber tomado contacto nuevamente con Soza.

Esta última relata que tras ser contactada por Orsini, intentó obtener la versión de Carabineros, para tener mayores antecedentes.

Pero, a diferencia de lo señalado por la parlamentaria del Frente Amplio, reconoció un segundo contacto entre ambas, donde le cuestionó la versión de los policías que adoptaron el procedimiento.

Aunque, Soza no fue la única autoridad de Carabineros que mantuvo contacto con la diputada Orsini, ya que también el general Marcelo Araya, quien habló por teléfono con ella.

“Hablamos por whatsapp ese mismo día, en esa conversación la diputada me volvió a reiterar las supuestas irregularidades del procedimiento policial y yo le dije que justamente por eso se había dispuesto una investigación administrativa y la conversación se centró en eso”, detalla Araya.

“Al finalizar la conversación ella me indica si es factible que nosotros tomemos contacto con Jorge Valdivia y le expliquemos el hecho de que se había dispuesto una investigación administrativa, a lo cual le dije que sí, podía ser y ella me envió el contacto de Valdivia”, indicó.

“Yo simplemente cumplí la orden de mi General Yañez de comunicarme con la Diputada”, sentencia Araya.

Aránguiz rectificó acusación que hizo en televisión

En paralelo, también declaró la esposa de Valdivia, Daniela Aránguiz, quien reconoció haberse equivocado en sus declaraciones en televisión, tras apuntar a que Orsini había intervenido con fiscales para “hacer desaparecer los papeles”.

“Quiero dejar en claro primero que eso lo declaré en relación a un procedimiento policial que involucraba a mi marido Jorge Valdivia y a un mensaje que la Diputada me envío en relación a ese procedimiento donde me indico por whatsapp ‘ése fue el día que se lo llevaron los pacos?’ Yo le conteste ‘sí’, y ella me dijo algo así como ‘yo tuve que sacarlo de ahí, tuve que llamar a todos mis contactos para sacarlo de ahí,’”, declara la modelo.

Sin embargo, no pudo probar dichas conversaciones, debido a que la parlamentaria habría borrado los mensajes en Whatsapp.

Los funcionarios que adoptaron el procedimiento, por último, señalaron que a Jorge Valdivia “en ningún momento se le trató de mala forma, al contrario, fue atendido de buena manera”.

Fuente: BioBioChile.cl

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top