fbpx
Cerrar

Vecinas de Inca de Oro reciben títulos de dominio de sus viviendas

Autoridades Regionales y de Gobierno, encabezadas por la Seremi de Bienes Nacionales, Mónica Marín, fueron parte de un emotivo momento cuando, luego de años de tramitación, vecinas de la localidad de Inca de Oro finalmente recibieron el documento de Título de Dominio que las acredita como propietarias de los inmuebles en que habitan junto a sus familias.

 La acción, que en dicha localidad no se realizaba desde el año 2018, benefició a Karen Campillay Briones, y Susana Vega Galleguillos, esta última, quien llegó al lugar luego del aluvión del 2015.

 “Es un tema tan sensible y tan importante para las personas, el tener por fin el ansiado título de dominio”, argumentó la Seremi Mónica Marín, quien agradeció la perseverancia de las vecinas de Inca de Oro, pues, según señaló, “este no es un trámite fácil, porque dura más de un par de años, dado que requiere verificar (antecedentes) y que no exista oposición de posibles propietarios particulares de los terrenos. Si bien gran parte de los terrenos de la región de Atacama son fiscales, más de un 75%, también tenemos particulares; y dentro de esa lógica es que se enmarca el programa de la Unidad de Regularización de la Pequeña Propiedad Raíz del Ministerio de Bienes Nacionales. Este título de dominio les va a permitir postular a otros subsidios del Estado, para mejorar las mismas viviendas”, destacó la autoridad.

Beneficiarias felices, mejores barrios

Al término de la actividad, una de las nuevas propietarias, Susana Vega, aseguró estar “totalmente feliz, porque por fin puedo tener mi casa propia, y eso va a permitir que pueda finalmente terminarla, porque por lo mismo, no había terminado el frontis. Esto también conlleva mejorar la estética del pueblo, porque esta casa está ubicada en la calle principal. Llevo tres años postulando, y viviendo en el sitio más de cinco; entonces estoy súper feliz de haber podido adquirir este beneficio, y agradezco a la Seremi y a todas las personas que hicieron posible que yo pueda tener mi casa propia”, señaló entusiasmada, agregando que esto representa “una tranquilidad enorme para mí y para mis hijos, el tener una casa en la cual puedo contar con ella y decir ‘esto es mío’; y esa casa es para mis hijos y para su tranquilidad también”.

Emocionada, Karen Campillay, otra beneficiaria, aseguró que “esperaba esto muy ansiosamente, por el motivo de que tenemos derecho a tener una vivienda propia, más en estas localidades en que nos cuesta tanto adquirir vivienda. Es muy necesario y es muy gratificante. Vamos a hacer las dos cosas, invertir y (mejorar la vivienda). Es un gran sueño y estoy feliz”.

Cabe recordar que la localidad de Inca de Oro cuenta con un total aproximado de viviendas que no supera las 120 propiedades, por lo que la entrega de títulos de dominio, por pequeña que sea, genera un impacto significativo y muy positivo en todo su acotado entorno.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top