fbpx
Cerrar

El silencio del Ministerio de Defensa ante acusación contra militares chilenos en frontera con Perú

El silencio es más que conveniente para la ministra Maya Fernández, que evitaría verse salpicada con el escándalo, pese a que los militares están bajo su control administrativo y no de Cancillería, ni menos del Ministerio del Interior, que son los únicos que han salido a referirse al tema, pese a lo vergonzoso que resultaría comprobar la incapacidad del Ejército para resguardar la frontera.

El Ejército inició una investigación luego de la emisión de un programa de televisión peruano, que denunció a militares chilenos de ayudar a ciudadanos extranjeros indocumentados a cruzar la frontera de forma irregular, en medio del conveniente silencio del Ministerio de Defensa encabezado por la ministra Maya Fernández y la “salida de libreto” del subsecretario del Interior, Manuel Monsalve.

Y es que más allá del tema diplomático por el ingreso irregular de migrantes, el problema para Perú es qué hacer con ellos, en medio de las advertencias de la ONU por la condición en la que se encuentran varados en Tacna.

Recordemos que la controversia se inició luego que un equipo de prensa del programa de televisión “Cuarto Poder” que se emite desde 2002 en América Noticias de Perú, se infiltrara en un grupo de ciudadanos venezolanos que intentaba salir de nuestro país con destino a Tacna.

Sin embargo, en su periplo por los controles fronterizos se encontró con la Policía de Perú, que le bloqueó el paso.

Así, decidieron caminar por el desierto en dirección a la costa para atravesar de manera irregular, y según registró una cámara oculta, las personas se encontraron con chilenos, supuestamente militares, que les indicaron cómo atravesar la frontera sin ser descubiertos.

La situación causó revuelo en nuestro país. En Twitter, por ejemplo, la posición de gran parte de los cibernautas chilenos es que esto es lo mismo lo que sucedía hace algunos años en la frontera, aunque al revés, donde tanto Perú, como también Bolivia, “cerraron los ojos” permitiendo el paso descontrolado de migrantes hacia Chile.

A nivel diplomático, en tanto, el ministro de Relaciones Exteriores, Alberto van Klaveren, comprometió el inicio de una investigación, al igual que el Ejército, que a través de un comunicado sostuvo que se realizará una indagación con el propósito de reunir los antecedentes necesarios en torno a los hechos denunciados.

Mientras que en un tono totalmente a contrapelo de la postura en general del Gobierno, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, descartó “total y absolutamente” que personal uniformado realice este tipo de acciones.

De hecho, su jefa, la ministra Carolina Tohá, también mostró cautela, indicando que, de ser cierto, se trataría de una irregularidad.

El silencio del Ministerio de Defensa ante acusación contra militares chilenos en frontera con Perú

El silencio del Ministerio de Defensa ha sido total, lo que ha causado molestia principalmente en la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, donde lamentan la salida de Gabriel Gaspar, quien se desempeñó como subsecretario de Defensa.

Como anécdota, este último desempeñó un papel clave tras revelarse el hackeo al Estado Mayor Conjunto, mientras la exdiputada estaba acompañando al presidente Gabriel Boric en el Consejo General de la ONU, en septiembre del año pasado.

Su rápida gestión, reuniéndose de inmediato con parlamentarios de la comisión de Defensa, logró hacer el control de daños mientras la titular de Defensa regresaba al país de forma urgente.

Así las cosas, el silencio sería más que conveniente para la ministra Maya Fernández, que evitaría verse salpicada con el escándalo, pese a que los militares están bajo su control administrativo.

Aunque también, se acusó a los países vecinos por la falta de coordinación con Chile para enfrentar la crisis migratoria provocada principalmente por la diáspora venezolana.

A esto se suman las declaraciones del canciller chileno Alberto Van Klaveren, tras señalar que Chile tiene agotada la capacidad para absorber migrantes.

“Creo que todos los países tienen una capacidad limitada en términos de absorción de inmigración y me temo que en Chile esa capacidad está agotada”, dijo a EFE.

De ser así, el paso siguiente sería cerrar las fronteras, tal como lo están pidiendo sectores de oposición, pero que no es compartida por el Gobierno, en especial por parte del Frente Amplio y el Partido Comunista.

Pero, según fuentes de Radio Bío Bío, es una posibilidad que se estaría evaluando para poder “ordenar la casa”.

No obstante, un eventual cierre de fronteras sería un proceso complejo debido a todas las explicaciones que se deberán dar a organismos internacionales, por los tratados que Chile ha suscrito.

Punto aparte es lo sucedido con el equipo de prensa peruano, que logró atravesar supuestamente la frontera más resguardada que tiene Chile, debido a que la única hipótesis de guerra que tienen las Fuerzas Armadas es con Perú.

Esto deja en evidencia, una vez más, lo porosa que es nuestra frontera, con efectivos militares que no son capaces de mantener el resguardo para evitar que una periodista peruana, a propósito del reportaje, pudiera ingresar de manera irregular a Chile como una migrante más, lo que es absolutamente vergonzoso para nuestro país.

Si pudo hacerlo de manera tan fácil una periodista peruana, qué queda para delincuentes, traficantes y asesinos, quienes también tendrían prácticamente cero dificultad para abandonar Chile en caso de ser perseguidos por haber cometido algún delito.

Fuente: biobiochile.cl

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top