fbpx
Cerrar

Día de la diabetes: estos son los síntomas que pueden ayudarte a diferenciar los tipos

En el día de la concientización de la diabetes, diferenciar los síntomas de cada tipo puede ayudar a diagnosticar la enfermedad que puede llegar a ser muy confusa.

Cada 14 de noviembre se realiza el Día de la Diabetes, fecha en la que se busca prevenir y crear consciencia sobre la patología que en Chile afecta a 1 de cada 10 habitantes, de acuerdo a cifras del Ministerio de Salud (Minsal).

La diabetes es una enfermedad que consta de tres tipos diferentes: 1, 2 y gestacional. Las diferencias entre ellas se encuentran tanto en la forma en que se desarrollan como en sus síntomas.

Diabetes tipo 1

Este tipo de diabetes, que antes se conocía como insulinodependiente o juvenil, suele diagnosticarse en la niñez y adolescencia, sin embargo, de acuerdo a los Centros de Control para Enfermedades (CDC, son sus siglas en inglés), puede presentarse a cualquier edad.

La misma organización afirma que la diabetes tipo 1 es causada por una respuesta autoinmunitaria que provoca la destrucción de las células del páncreas que producen la insulina.

Tanto la diabetes 1 como la 2 comparten gran cantidad de síntomas como la necesidad de orinar de manera muy frecuente, sed excesiva, pérdida de peso, entumecimiento de las extremidades, visión borrosa, heridas que cicatrizan lentamente, entre otras.

No obstante, en el primer caso la diferencia yace en que puede haber náuseas, vómitos y dolor de estómago, los que se presentan a semanas o meses luego de desarrollar la enfermedad.

Diabetes tipo 2

En cuanto a la diabetes tipo 2, esta se produce cuando las células del cuerpo no responden de manera adecuada a la insulina, por lo que el páncreas produce más cantidad de ella para nivelar el azúcar en sangre, sin embargo, esta hormona no funciona de la manera correcta y provoca alza en la cantidad de glucemia.

La diferencia entra este tipo y la 1 es que los síntomas se pueden manifestar por varios años de manera aislada, por lo que pueden confundirse con otras patologías, haciéndola poco notoria e identificable, describen los CDC.

Este tipo también se diferencia en que se puede retrasar e incluso prevenir. Esto se puede lograr manteniendo una dieta saludable baja en carbohidratos y azúcares, además de practicar deporte de manera regular.
error: Alert: Content is protected !!
scroll to top