fbpx
Cerrar

Aporte al déficit habitacional: Gestión de Nueva Atacama ha permitido el acceso al agua potable y alcantarillado a 3.400 nuevas viviendas

En el Día Mundial de las Ciudades, la empresa sanitaria con 4 años en la región destaca los distintos apoyos al Serviu para entregar soluciones habitacionales a las familias.

Las ciudades son dinámicas y van expandiéndose según las necesidades de sus habitantes. En el Día Mundial de las Ciudades (31 de octubre), que tiene como objetivo fomentar la urbanización, un tema que salta a la vista es el desarrollo habitacional. La búsqueda de soluciones permanentes para las familias requiere del trabajo de organismos públicos, como el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), en conjunto con actores privados, como la sanitaria Nueva Atacama.

El servicio de agua potable y alcantarillado son vitales para materializar cualquier proyecto de viviendas. Por ello, Nueva Atacama ha colaborado en diversos frentes para apoyar la expansión de la ciudad, los que ha permitido que cerca de 3.400 nuevos inmuebles puedan acceder al servicio sanitario en los últimos 4 años en que la nueva compañía del Grupo Aguas Nuevas opera en la región.

En 2022, Nueva Atacama proyecta más de 1.800 nuevos clientes, lo que representa un incremento anual de 1,9%, el mayor desde el inicio de sus operaciones en 2018. El Gerente de Infraestructura de la empresa, Antonio Díaz, cuenta que, en los últimos 3 años, ésta ha colaborado con más de 40 proyectos sanitarios asociados a desarrollos habitacionales del SERVIU y de las municipalidades

Entre ellos, destaca la Macrourbanización Llanos de la Candelaria con cerca de 4 mil viviendas en la localidad de Copiapó. Nueva Atacama generó el diseño y asesoró directamente al SERVIU en la ejecución de las obras de capacidad. Hoy, cuenta con un avance de su primera etapa cercano a 100% (720 viviendas) y ya se está trabajando para entregar el diseño consolidado para la segunda fase y final del proyecto.

Otras obras que resaltan son las que se llevan a cabo en el campamento Jaime Sierra Castillo, en Copiapó, las que consisten en una ampliación del territorio operacional y, una vez que las instalaciones sanitarias estén listas, el Serviu podrá iniciar la urbanización para la solución habitacional de 122 familias. Al día de hoy, posee un 90% de avance.

A esto, se suman las obras de capacidad para Huasco Bajo Sur, que beneficiarán a cerca de 500 familias. Nueva Atacama ya entregó a la Municipalidad de Huasco el diseño de todos los trabajos asociados al agua potable y la ingeniería básica de las obras de capacidad de alcantarillado para que el municipio postule al Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Por último, está el proyecto Barrio Transitorio de Emergencia Diego de Almagro, que consiste en el diseño de las obras sanitarias para llevar agua potable y alcantarillado a este lugar, compuesto por 217 viviendas, que se ubica en el sector sur de la comuna. Fue construido en 2015, post aluvión, y actualmente aún se abastece con camiones aljibes para el agua potable y dispone las aguas servidas por medio de camiones limpia fosas. El proyecto cuenta con un avance de 85% y resolverá esta situación, junto con incorporar al barrio al territorio concesionado que opera la empresa.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top