fbpx
Cerrar

Ministra y Seremi de la Mujer intervienen en hecho de violencia contra mujer y su pequeña hija

El incidente habría ocurrido en la plaza de La Paz, donde un grupo de hombres, estaban peleando con machetes y uno de ellos, utiliza a una mujer con su hija, como escudo.

Una situación poco habitual vivió la Ministra de la Mujer, Antonia Orellana, en su visita en la región junto a la seremi de la Mujer en Atacama, Marcela Araya, cuándo ingresaban por la avenida Copayapu a la altura de la estatua de La Paz y se detuvieron tras presenciar un hecho de violencia que involucraba una mujer y su pequeña hija.

“una situación bastante irregular nos tocó vivir con la ministra de la mujer, un acto de violencia en donde se vio involucrada una mujer junto a una niñita, en una pelea callejera con el uso de arma blanca. Es por eso que, se detuvo el automóvil, nos bajamos y decidimos prestarle ayuda y contención tanto a la mujer como a su hija y luego llamar a carabineros”, indicó la Seremi de la Mujer en Atacama, Marcela Araya.

Desde el Colectivo Feminista Atacama, hicieron entrega de una carta a la Ministra, en una actividad en el Plaza Real con mujeres del programa “Mujeres Jefas de Hogar”, conversatorio donde una de las integrantes del colectivo dio a conocer diversas problemáticas que tienen las mujeres a diario en Atacama.

“Como mujeres de Atacama, queremos hacerle saber nuestra preocupación, por el abandono en el que se encuentra nuestra región en relación a los femicidios, desapariciones y secuestros del que somos víctimas desde hace muchos años. Relevamos casos vigentes como el  de nuestras compañeras Tanya Aciares, desaparecida en Octubre del 2018, Catalina Álvarez, Desaparecida desde  el 23 de junio de 2019 y Thiare Elgueda, desparecida desde el 02 de Noviembre del 2020. A esto,  sumamos los femicidios, secuestros y constantes intentos de secuestro, abusos y violaciones que se cometen  en la Región”, relató una de las integrantes, donde además agregó que: “Durante muchos años, las autoridades no han dado importancia ni tomado cartas en esta problemática que nos afecta y tanto duele. Las familias, han sido invisibilizadas, obviadas, después citadas por las autoridades,  re-victimizadas para luego, nuevamente ser abandonadas. Usted, como feminista, conoce perfectamente el sufrimiento de las mujeres de este país, por lo que está en condiciones de hacer una buena pega con el apoyo de todas nosotras que trabajamos 6 conocemos la zona y así, no seguir haciendo ensayo-error con las temáticas de género”.

Por último, la carta señaló que: “Atacama no es un territorio seguro para sus mujeres”, y Uds. como  autoridades lo saben, no obstante, callan. Su visita deja un sabor amargo, ¡si, el emprendimiento económico es importante pero, ¿lo es más que escuchar la realidad dantesca que viven las mujeres de esta región?”, finalizó.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top