fbpx
Cerrar

Secuestro, torturas y posible homicidio: el brutal crimen que indagan en La Araucanía

Secuestro, armas de fuego y posible homicidio con descuartizamiento, serían los primeros antecedentes tras la investigación que se realiza, luego de que una víctima lograra escapar después de ser secuestrado casi dos semanas, junto a otra persona.

Hace semanas comenzó a gestarse en Collipulli una serie de diligencias, luego que dos hombres fueran secuestrados. El 8 de junio, uno de sus familiares puso una denuncia por posible desgracia, dando cuenta que estarían secuestrados por la forma en la que fueron sacados de su casa.

Pasaron siete días y apareció una de las víctimas con lesiones de carácter grave, tales como golpes con hacha en la cabeza y fracturas en los dedos de los pies, así también cortes en una de sus extremidades.

El hombre logró escapar lanzándose por un barranco y pasando por un estero, donde llegó a un domicilio particular prácticamente desnudo. Inmediatamente pidieron ayuda a Carabineros.

La Segunda Comisaría de Collipulli verificó lo que estaba reportando la persona y se trasladó al sitio donde habría estado secuestrado y bajo intensas torturas, pero sólo había evidencia, nada del paradero de las otra persona secuestrada.

De momento siguen dos personas desaparecidas, y la información que maneja Radio Bío Bío, es que la Policía de Investigaciones en las últimas horas ha encontrado restos de cuerpos humanos, que serán pesquisados por el Servicio Médico Legal (SML) para determinar si tienen algún vínculo con este caso.

“El Caso”

Uno de los secuestrados es Ernesto Abello Marín, quien reside en la toma We Newen, quien el 12 de junio se contactó con la Segunda Comisaría de Carabineros, para denunciar que había sido raptado junto a otras dos personas, pero que había logrado huir de sus captores.

Al momento de realizar la denuncia, Abello presentaba lesiones de extrema gravedad, tales como fracturas y golpes con elementos contundentes, logró escapar en un descuido de sus captores que lo tenían encerrado en un lugar oscuro y rudimentario.

Tras eso, fueron nuevamente contactados por la comunidad Choing Lafquenche, quienes los secuestraron. El 8 de junio, la pareja de Edgardo Mardones (la otra víctima) presentó una denuncia en Carabineros por secuestro.

El caso actualmente está siendo investigado por la Fiscalía de Collipulli, con la ayuda de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales de la PDI y del OS9 de Carabineros, pues las armas en disputa habrían sido usadas en otro homicidio.

Abello, el único que logró escapar, fue derivado al Hospital de Collipulli donde sus lesiones coincidieron con su relato y evidencian acciones de tortura, como los cortes que recibió en una de sus extremidades.

Tanto Abello como Mardones, mantienen un amplio prontuario policial, lo que forma parte de la investigación, mientras las autoridades intentan dar con el paradero de Mardones.

Fuente: Bio Bio Chile

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top