fbpx
Cerrar

Senador Prohens emplaza a los bancos a cumplir con las pymes de Atacama

El senador por Atacama, Rafael Prohens junto a los senadores Juan Castro y Francisco Chahuán oficiaron al ministro de Hacienda, Ignacio Briones, para que los mecanismos incorporados por la Ley Nº 21.229 otorguen un acceso equitativo a los emprendedores de todos los sectores de la economía, “excesiva burocracia, trato desigual para ciertos sectores de la economía y aprovechamiento bancario, no pueden ser conceptos asociados a una política pública que busca velar por la mantención de los emprendimientos que dan la mayor cantidad de empleos en nuestro país” 

 

Según explicó el senador de Atacama, el escrito enviado solicita la evaluación del funcionamiento de la ley Nº 21.229, más conocida como Ley FOGAPE, que tiene por objeto flexibilizar temporalmente los requisitos exigidos para que los pequeños y medianos empresarios puedan obtener créditos con el Estado como aval para el proceso bancario.

 

“Las pymes, y en particular las de Atacama, necesitan celeridad y premura en la obtención del crédito para que no desaparezcan del mercado, y los bancos comerciales no están colaborando para que el proceso sea inmediato” señaló Prohens. En la misma línea, enfatizó que “a la pequeña y mediana empresa le ha tocado enfrentar dos crisis en menos de un año, el estallido social y la pandemia, por lo que necesitan un respaldo financiero y al Estado como garante, pero mientras los bancos no colaboren con su parte, no se materializará la ayuda”.

 

En relación al turismo, hotelería y restaurantes, sectores que hoy mantienen paralizado su funcionamiento, el parlamentario por Atacama dijo que “Los dueños de ese tipo de empresas en la región, me han señalado que la banca no está cumpliendo y que el FOGAPE está funcionando de acuerdo a la decisión comercial que adopte cada banco, por lo que, a juicio de ellos, de nada sirve el aval estatal si no se flexibilizan los criterios”.

 

Por otro lado, el vicepresidente de Renovación Nacional, señaló que “sería importante recordarle a la banca que el Estado salvó a los bancos el año 81 con el dinero de todos los chilenos para evitar el caos de una quiebra generalizada de las instituciones financieras y así permitir la reactivación económica. Hoy esperamos que sean los bancos quiénes ayuden a levantar al país y le devuelvan la mano a los chilenos que están siendo golpeados por los efectos económicos del COVID-19”.

 

Finalmente, señaló que “el gobierno debiese evaluar otro mecanismo de financiamiento como los ‘factoring”, y de esa manera ampliarnos a otra unidad financiera para que los bancos no se sientan con la última palabra en este proceso de liquidez. Este proyecto creó altas expectativas que se deben cumplir para entregarle oxígeno a las empresas que el día de mañana le darán empleo a los chilenos cuando nos toque reactivar la economía”.
error: Alert: Content is protected !!
scroll to top