fbpx
Cerrar

Histórico: Cinco licenciados en Ciencias Jurídicas de Copiapó prestaron juramento como abogados en la Corte de Apelaciones

Marcando un hito en la historia del Poder Judicial, cinco licenciados en Ciencias Jurídicas realizaron ayer viernes 24 de abril su juramento como abogados, desde la sala de alegatos de la Corte de Apelaciones de Copiapó -conectados a través de videoconferencia- con la Corte Suprema.

En Santiago, la ceremonia fue encabezada por el presidente del máximo tribunal, Guillermo Silva, y en Copiapó la presidenta del tribunal de alzada, Aída Osses, estuvo acompañada por el ministro Antonio Ulloa, la secretaria de la corte copiapina María José Hernández y el administrador, Marco Aguirre.

En la ocasión, el secretario de la Corte Suprema, Jorge Sáez, tomó de manera remota el juramento respectivo a los postulantes en las cortes de apelaciones de Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena y San Miguel. En la corte copiapina fueron Patricio Flores Vilches, Cristian García Adaros, Giannina Manríquez Marré, Pía Muñoz Cortés y Macarena Villalón Díaz.

En total fueron 86 los licenciados en ciencias jurídicas de los cinco tribunales de alzada que, en la ceremonia, fueron investidos como abogados o abogadas, luego de realizar la tramitación de su título ante la oficina correspondiente del máximo tribunal.

Al término de la actividad, la presidenta Aída Osses resaltó la importancia de este procedimiento, puesto que, a su juicio, las Cortes de Apelaciones de regiones comienzan a ser partícipes apuntando hacia un proceso paulatino de descentralización.

“Se cumple con el mandato legal de juramento de los abogados y abogadas, a pesar del contexto de crisis sanitaria en que nos encontramos producto del covid-19. También es importante, porque se hace a través de videoconferencia, algo en lo que ya se venía pensando, con el objetivo de descentralizar y realzar la labor de las cortes de apelaciones. De esta forma estamos participando en un momento importante en la vida de los abogados y abogadas”, expresó.

En la oportunidad, los jóvenes profesionales recibieron una copia del acuerdo de pleno dictado con motivo de este hito judicial, en el cual se hace presente la relevancia de este proceso al ser el primer juramento en el tribunal de alzada.

Cristian García, quien prestó juramento en esta jornada, dijo que “es un momento muy especial, habida cuenta que en por la pandemia que enfrentamos había que adecuarse a esta situación y me siento muy feliz porque estoy en mi ciudad, soy nacido y criado acá, y para mí es un honor jurar en la Ilustrísima Corte de Apelaciones”.

En tanto, Giannina Manríquez expresó que fue una experiencia muy bonita jurar en la ciudad en la que reside. “Nací en Copiapó, por lo que para mí esto es muy significativo, y más estar en nuestra Corte de Apelaciones. De esta manera se descentraliza el país, liberándonos del tener que viajar a Santiago y acercándonos más al Poder Judicial y con las personas que vamos a atender y de las cuales seremos garantes de sus derechos”, aseguró.

Esta ceremonia de juramento involucró esfuerzos técnicos y humanos para concretar la transmisión vía internet, puesto que además de la conexión de los cinco tribunales de alzada con la Corte Suprema, en el mismo máximo tribunal se conectaron con el salón pleno los ministros de la Corte Suprema. En el caso de Copiapó, también de manera remota siguieron la ceremonia los ministros Francisco Sandoval y Pablo Krumm.

 

Marcando un hito en la historia del Poder Judicial, cinco licenciados en Ciencias Jurídicas realizaron ayer viernes 24 de abril su juramento como abogados, desde la sala de alegatos de la Corte de Apelaciones de Copiapó -conectados a través de videoconferencia- con la Corte Suprema.

En Santiago, la ceremonia fue encabezada por el presidente del máximo tribunal, Guillermo Silva, y en Copiapó la presidenta del tribunal de alzada, Aída Osses, estuvo acompañada por el ministro Antonio Ulloa, la secretaria de la corte copiapina María José Hernández y el administrador, Marco Aguirre.

En la ocasión, el secretario de la Corte Suprema, Jorge Sáez, tomó de manera remota el juramento respectivo a los postulantes en las cortes de apelaciones de Iquique, Antofagasta, Copiapó, La Serena y San Miguel. En la corte copiapina fueron Patricio Flores Vilches, Cristian García Adaros, Giannina Manríquez Marré, Pía Muñoz Cortés y Macarena Villalón Díaz.

En total fueron 86 los licenciados en ciencias jurídicas de los cinco tribunales de alzada que, en la ceremonia, fueron investidos como abogados o abogadas, luego de realizar la tramitación de su título ante la oficina correspondiente del máximo tribunal.

Al término de la actividad, la presidenta Aída Osses resaltó la importancia de este procedimiento, puesto que, a su juicio, las Cortes de Apelaciones de regiones comienzan a ser partícipes apuntando hacia un proceso paulatino de descentralización.

“Se cumple con el mandato legal de juramento de los abogados y abogadas, a pesar del contexto de crisis sanitaria en que nos encontramos producto del covid-19. También es importante, porque se hace a través de videoconferencia, algo en lo que ya se venía pensando, con el objetivo de descentralizar y realzar la labor de las cortes de apelaciones. De esta forma estamos participando en un momento importante en la vida de los abogados y abogadas”, expresó.

En la oportunidad, los jóvenes profesionales recibieron una copia del acuerdo de pleno dictado con motivo de este hito judicial, en el cual se hace presente la relevancia de este proceso al ser el primer juramento en el tribunal de alzada.

Cristian García, quien prestó juramento en esta jornada, dijo que “es un momento muy especial, habida cuenta que en por la pandemia que enfrentamos había que adecuarse a esta situación y me siento muy feliz porque estoy en mi ciudad, soy nacido y criado acá, y para mí es un honor jurar en la Ilustrísima Corte de Apelaciones”.

En tanto, Giannina Manríquez expresó que fue una experiencia muy bonita jurar en la ciudad en la que reside. “Nací en Copiapó, por lo que para mí esto es muy significativo, y más estar en nuestra Corte de Apelaciones. De esta manera se descentraliza el país, liberándonos del tener que viajar a Santiago y acercándonos más al Poder Judicial y con las personas que vamos a atender y de las cuales seremos garantes de sus derechos”, aseguró.

Esta ceremonia de juramento involucró esfuerzos técnicos y humanos para concretar la transmisión vía internet, puesto que además de la conexión de los cinco tribunales de alzada con la Corte Suprema, en el mismo máximo tribunal se conectaron con el salón pleno los ministros de la Corte Suprema. En el caso de Copiapó, también de manera remota siguieron la ceremonia los ministros Francisco Sandoval y Pablo Krumm.

 

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top