fbpx
Cerrar

Mañalich descarta dar paso al costado en su rol: “Este es el momento en que tengo que estar a cargo”

Este miércoles, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, descartó dar un paso al costado tras ser interrogado sobre la posibilidad de apartarse de las comunicaciones del Ministerio, tras las múltiples polémicas que ha protagonizado por sus dichos en medio de la pandemia de Covid-19.

Al respecto, respondió que “evidentemente yo soy plenamente consciente de mis defectos y de las pocas virtudes que pueda tener, pero lo que tengo absolutamente claro es que este es el momento en que tengo que estar a cargo del Ministerio de Salud”.

Esto último, a fin de “hacer todo lo posible, lo que esté en el esfuerzo mío y de todo el equipo que nos acompaña -que ha sido felicitado por autoridades internacionales hasta el cansancio- para sacar adelante a Chile como creo que está empezando a verse de una situación gravísima, de riesgo para la salud de las personas, en el entendido de que esto no es una cosa que viene y se va”.

Destacó que la situación viene acompañada de un peak de contagios nuevos, y en 3 o 4 semanas por un alza en el número de fallecidos. En este contexto, expresó que su disposición para comunicar estas materias relativas a la pandemia a nombre del Minsal y el Gobierno “está absolutamente incólume”.

Tarea pesada sobre hombros débiles

“Lamento si hay personas que se han pasado a sentir ofendidas, pero lo que quiero reiterar es que efectivamente -y perdón que use esta ilustración de mi formación en la escuela- es extraordinariamente complejo estar a cargo de la salud de Chile y de la salud de todos los chilenos, es una tarea muy pesada sobre hombros muy débiles“, expresó.

Agregó que “evidentemente en esta dificultad yo, todos, cometemos errores” y apuntó a que “aquí no está en juicio si el cirujano que está haciendo esta operación es en realidad un cirujano que es medio pesado o es simpático. La pregunta crucial es, ¿este cirujano, o este médico, o este ministro, va a ser capaz de hacer la pega o no?”.

Recordó en este sentido que “esta es una tarea de todos los chilenos, de todas las autoridades, nadie, ni siquiera un ciudadano de a pie, puede excusarse de la responsabilidad que tiene para el hoy”.

En este sentido, cuestionó que “tenemos situaciones en que la gente dice ‘queremos una cuarentena total’ sin dimensionar exactamente el daño que puede producirle a ellos mismos y a otros una medida de esa naturaleza en términos de comida, salud, pobreza, desempleo, y que en el mismo lugar no haya ninguna decisión de trabajar en serio por el aislamiento social, por usar mascarilla, por lavarse las manos, por respetar el toque de queda, por respetar la cuarentena”.

Cierre de escuelas

Respecto de la polémica por sus opiniones vertidas respecto del cierre de las escuelas para enfrentar la pandemia, expresó que “sabido es, y lo he repetido, que en mi opinión el momento adecuado para terminar o para hacer el quiebre escolar era aproximadamente 15 días después de lo que se hizo”.

“Sin embargo, esa discusión fue conversada con un conjunto de ministros, con el Presidente de la República, con el comité de expertos, con los alcaldes, y el Gobierno como uno sólo tomó una decisión, y esa decisión es la que vale”, sostuvo, acotando que “evidentemente yo hubiera anhelado como ministro de Salud haber tenido algunos días más de preparación para este corte de la asistencia de los niños a clases”.

Ahora, indicó, se está discutiendo lo contrario: balancear los riesgos y beneficios del retorno de los escolares, cual es el programa a implementar, entre otras aristas.

84% de población objetiva vacunada contra la influenza

Respecto de la polémica por las vacunaciones, Mañalich destacó que el 84% de la población objetivo inicialmente trazada ya estaría vacunada contra la influenza, a un mes de iniciada la campaña.

En este contexto, a la fecha se contabiliza un 61% de los niños vacunados, indicó Mañalich, explicando que la población objetivo aumentó, incluyendo policías, gendarmes, internos en las cárceles, entre otras personas, esperando que mediante consultorios y eventualmente en las escuelas se pueda acelerar la campaña para los menores.

En cualquier caso, destacó que para el Gobierno “la meta ya está cumplida”, dado que esperaban vacunar al 80% de la población objetivo, cifra que ya fue superada.

Sin embargo, indicó que aún les falta cubrir mejor la población objetivo en cuanto a las mujeres embarazadas y los niños.

En cuanto a esto último, reiteró que el Gobierno tenía la intención de que los grupos incorporados al grupo de influenza este año, y que no estaban el año anterior, se vacunaran en sus escuelas, lo que no pudo conseguirse.

Por ello, “tuvimos una llegada masiva a los Centros de Salud Familiar de niños y padres que acompañaban a sus niños más bien, buscando su vacunación”.

Consideraron que esto fue “inconveniente”, debido a las aglomeraciones que se formaban poniendo en riesgo a personas más vulnerables al Covid-19, por lo que se llamó a los niños a no vacunarse. Sin embargo, llamó a los padres a llevar a sus niños de grupos de riesgo a los Centros de Salud Familiar para inmunizarlos, afirmando que este es “el momento”, en caso de que no se regrese a la brevedad a las clases presenciales.

fuente: bioiochile.cl

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top