fbpx
Cerrar

“Es un desatino”: polémica por Boinas Negras del Ejército en provincias de Arauco y Malleco

Si después del ataque con un auto bomba en la provincia de Arauco llamó la atención una fotografía donde la organización que se atribuyó el ataque apareció fuertemente armada, el domingo pasado el debate lo abrió una carta al director que envió a El Mercurio un ex jefe de Inteligencia del Ejército, en la cual lamentó que la institución enviara a personal especializado “Boinas Negras” a las provincias de Arauco y Malleco para controlar la tensa situación que se vive tras el recrudecimiento de la violencia.

Aunque en su misiva “Boinas Negras en el sur”, el también ex director de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales del Ejército, general (r) Eduardo Aldunate, no menciona el lugar específico de las zonas de las regiones del Bío Bío y de La Araucanía hacia donde fueron destinados los militares de la unidad especializada, apunta a que su intervención estaría sujeta a los “recientes ataques con bombas y armamento a unidades policiales y los reiterados atentados puede que sugiera a más de alguno que la solución a este problema es militar”.

Lo anterior está relacionado con el ataque con auto bomba y enfrentamientos de personas armadas con Carabineros de la semana pasada en Tirúa -provincia de Arauco, región del Bío Bío-, a lo que se sumaron amenazas de muerte a dirigentes mapuches de la zona que participan de las políticas estatales direccionadas para la etnia, los cuales son considerados como “yanaconas”, por el grupo que se adjudicó las acciones.

“Como un jubilado con más de 34 años portando la boina negra manifiesto mi preocupación por lo que estamos viviendo y sus potenciales consecuencias”, dijo Aldunate.

“Este es un tema político y advierto una suerte de desatino involucrar a los militares en la gestión de una problemática no resuelta por nuestra sociedad. Si es solamente por lograr disuasión para detener lo atentados, bueno, pero ello tiene el riesgo de pasar rápidamente a la acción y ahí, algunas dudas”, agregó el ex jefe militar.

Mi mayor inquietud es si las autoridades políticas van a respaldar el empleo de militares -que no actúan como policías-, y no quisiera que un problema político y social lo pagarán los boinas negras ni ningún soldado”.
– Eduardo Aldunate, exdirector de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales del Ejército

“Me intriga no conocer que las fuerzas policiales -que tienen equipamiento tan eficiente como el de los boinas negras- hayan empleado todo su potencial y que sus numerosas bajas justifiquen este refuerzo militar tan altamente calificado”, explicó.

¿Autoridades políticas respaldarán a “boinas negras”?

Aldunate también planteó dudas respecto de las razones de porque no se hace uso de personal armado de otras instituciones armadas para ese objetivo.

“Mis dudas continúan cuando en esa región hay personal de otras instituciones que se perciben que sea empleado ante esta amenaza”, dijo.

“Aumenta mi inquietud sobre esos valientes camaradas, porque emplear fuerzas especiales requiere contar con información o inteligencias muy precisa -lo cual al parecer no es el caso-, y que difícilmente la podrá generar una unidad recién llegada a la zona”, añadió el ex militar.

“Finalmente, mi mayor inquietud es si las autoridades políticas van a respaldar el empleo de militares -que no actúan como policías-, y no quisiera que un problema político y social lo pagarán los boinas negras ni ningún soldado”, cerró Aldunate.

En suma, el despliegue alcanzaría a alrededor de 80 efectivos de Fuerzas Especiales del Ejército, todos entrenados en lucha anti subversiva y guerrilla interna

La respuesta: Defensa no lo desmiente

El jefe de gabinete del Ministerio de Defensa, Joaquín Urquiza, respondió a las dudas del ex jefe militar, usó la misma tribuna de cartas al director del matutino nacional, pero no desmintió a Aldunate, más bien justificó el despliegue de efectivos militares, por todo el país, que le otorga el estado de catástrofe que generó la pandemia de coronavirus.

En su argumento inicial la autoridad ministerial dijo que el presidente Sebastián Piñera decretó el pasado 18 de marzo -por 90 días- Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por calamidad pública en todo el territorio nacional, debido a la pandemia del Covid-19 y citó el artículo 41 de la Constitución que señala que “declarado el estado de catástrofe, las zonas respectivas quedarán bajo la dependencia inmediata del jefe de la Defensa Nacional que designe el Presidente de la República”.

Dado lo anterior, el representante ministerial señala que las 16 regiones del país se encuentran a cargo de algún general o almirante de las FFAA.

“El rol de los 33 mil hombres y mujeres de las FFAA. desplegados ha sido la colaboración en la protección de la salud y vida de las personas, el resguardo de la cadena de suministro de bienes y servicios esenciales para la población, el apoyo y vigilancia en las fronteras, y por cierto, velar por el orden público junto a Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones, entre otros”, recalcó Urquizar.

“Esto último no es solo un mandato expreso de la Ley Orgánica Constitucional de los Estados de Excepción, sino también del propio Decreto Supremo N° 104 que declaró dicho estado de excepción. De este modo, la totalidad de las instituciones desempeñan sus roles en beneficio de los chilenos y chilenas”, cerró.

Pese a la justificación de Urquizar, el intendente del Bío Bío, Sergio Giacaman, descartó la militarización de la zona de Arauco.

“En ningún caso se militarizará la provincia de Arauco”, afirmó Giacaman en una entrevista publicada el domingo en diario El Sur de Concepción.

Recomendado por Bachelet

El ex jefe militar Eduardo Aldunate posee una dilatada carrera castrense, que incluye una recomendación para ser general de la ex Presidenta Michelle Bachelet cuando se desempeñó como ministra de Defensa durante el Gobierno de Ricardo Lagos en 2003.

Cuando era subteniente participó en el ataque a La Moneda el 11 de septiembre de 1973. Luego, fue parte de la Brigada Mulchén de la DINA, a la cual se le atribuye el asesinato del diplomático chileno-español Carmelo Soria en 1976.

Aldunate estuvo en la Escuela de las Américas en febrero de 1974, también a su currículum suma un curso de comando en 1976, de paracaidista en 1977 y el básico y avanzado de inteligencia entre 1979-1983.

Facebook | Eduardo Aldunate
Facebook | Eduardo Aldunate

Eduardo Aldunate ostenta la condecoración “Presidente de la República” en el grado de Gran Oficial.

Posee un máster en Artes y Ciencias Militares de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército de los EEUU y se desempeñó como profesor titular y jefe de áreas académicas en el Colegio Interamericano de Defensa en EEUU.

Dentro de sus últimas jefaturas en el Ejército, se desempeñó como segundo comandante de la Misión de Paz de las Naciones Unidas en Haití (Minustah).

¿Preparados para la guerra?

Una fuente policial, a la que accedió BioBioChile bajo condición de no publicar su identidad, comentó en relación a la polémica foto aparecida tras lo hechos de violencia surgidos en la provincia de Arauco y las características de sus acciones.

Desde el punto de vista operativo, aseguró que en el ataque al vehículo blindado en Tirúa, lo llamativo fue la concentración de disparos a la ubicación del jefe de carro de Carabineros.

“Deben haber tenido información que ahí viajaba el jefe del grupo. Esos disparos lo realizaron profesionales”, aseguró .

Respecto de la fotografía, el experto infirió que se trató de una imagen a contraluz “al estilo Estado Islámico”, con filtro para oscurecer y colocar dificultad para identificarlos.

Twitter
Twitter

En cuanto al análisis de la imagen anterior, que muestra a un “centinela” de la organización autora de los ataques, la misma fuente policial revela que el arma está tomada de manera balanceada y apoyada en el hombro en una posición de apresto. “Eso le permite llevarla a posición de disparo en milésimas de segundo. Está apuntada hacia el suelo, como medida de seguridad, lo que significa que tiene un proyectil en la recámara”, destacó.

Finalmente explicó que “el dedo índice fuera del arco del mecanismo de disparo es otra medida de seguridad. Se protege de realizar un disparo accidental, por un movimiento involuntario o provocado por un tercero. Todas conductas propias de una persona con instrucción”.

Así las cosas y considerando la cantidad de personas armadas en la foto que ellos distribuyeron, Arauco y Malleco son hoy un peligroso polvorín en riesgo de estallar.

Carta al director
error: Alert: Content is protected !!
scroll to top