fbpx
Cerrar

Caso Catrillanca: la muerte y mentiras que terminaron por hacer estallar la crisis en Carabineros

El 14 de noviembre de 2018, Camilo Catrillanca murió a manos de Carabineros tras recibir un disparo efectuado por Carlos Alarcón, un efectivo del denominado “Comando Jungla” en Ercilla. Caso que agravó la crisis registrada al interior de Carabineros.

Acaba de pasar un año desde este hecho y el próximo 26 de noviembre comienza el juicio donde está citado a declarar Andrés Chadwick, exministro de Interior, a quien se le sindica responsabilidad política directa de lo sucedido.

Además, serán procesados ocho exfuncionarios de Carabineros que fueron acusados por la Fiscalía, incluido un exabogado de la institución que redactó la primera declaración falsa de los uniformados.

Los autos robados y el tractor azul

El día del homicidio, Camilo trabajaba en la construcción de su casa, donde viviría con su pareja, su hija de seis años y la bebé que venía en camino. En un momento se subió a su tractor azul junto al adolescente M.P.C., de 15 años, para ir a buscar cilantro.

En ese instante un equipo del “Comando Jungla” realizaba un patrullaje tras la denuncia de un robo de autos a profesoras de una escuela en Ercilla. En medio del operativo, Camilo Catrillanca terminó con un disparo en su cabeza y M.P.C. detenido, luego que el helicóptero de la institución informara su ubicación.

Cuando el peñi Camilo iba entrando vimos tres carabineros y escuché un disparo de escopeta en la parte lateral del tractor
– Menor que acompañó a Catrillanca

Tras su muerte, el exintendente de La Araucanía, Luis Mayol, dijo que el comunero participó en el delito, que tenía antecedentes por receptación y que “desde nuestro punto de vista, estos son actos de delincuencia común”. Declaración que más adelante le pasó la cuenta.

Catrillanca no tenía antecedentes por delitos, había sido formalizado por receptación, hecho que era investigado. No eran antecedentes penales, eran antecedentes policiales.

Cae la mentira

Posterior a esto, los uniformados que participaron en el procedimiento señalaron que no había registro del momento del homicidio, sin embargo, días después se supo que portaban cámaras Go Pro, por lo que sí hubo grabaciones.

Pasó más de una semana para que el entonces general director de Carabineros, Hermes Soto, confirmara esto, pero agregó que uno de los carabineros que participó del operativo rompió la tarjeta de memoria, asegurando que tenía imágenes personales y privadas.

Posteriormente se fueron revelando nuevos videos que mostraban los momentos exactos del procedimiento policial, y el instante en que fue abatido el comunero.

Esto se sumó a las declaraciones entregadas por Carlos Alarcón, el uniformado sindicado como el autor del disparo mortal que terminó con la vida de Camilo Catrillanca. Mientras se encontraba detenido, grabó un video donde señaló que hubo personas que lo hicieron mentir y dar un testimonio falso; por ejemplo, que fueron emboscados y que les dispararon.

Archivo | Agencia UNO
Archivo | Agencia UNO

A medida que transcurrieron los días tras la muerte de Camilo Catrillanca, y luego que se destaparan las mentiras de Carabineros en torno a lo que ocurrió el 14 de noviembre de 2018, comenzaron las consecuencias tanto para las autoridades como para los uniformados involucrados.

Carabineros de baja

Uno de estos casos recayó inmediatamente en el entonces jefe de zona Araucanía de Control de Orden Público, Mauro Victtoriano, tras la confirmación que uniformados eliminaron imágenes del hecho que terminó con la muerte del comunero.

Fue el mismo Victtoriano quien le presentó su renuncia al exministro del Interior, Andrés Chadwick, junto a Iván Contreras, prefecto de las Fuerzas de La Araucanía. En reemplazo, se nombró al general José Riquelme Herrera, como nuevo jefe de zona.

El general inspector Christian Franzani, jefe de Orden y Seguridad de Carabineros, quien llegó acompañado de abogados a La Araucanía, se encontraba en la mira de la Fiscalía. Finalmente, salió de la institución por solicitud del entonces ministro del Interior.

Durante el anuncio de la salida de los oficiales, Chadwick también confirmó que se dio de baja al sargento primero Carlos Alarcón, autor del disparo; al sargento segundo Raúl Ávila, quien destruyó la grabación, además del cabo Braulio Valenzuela y quien manejaba el vehículo, el cabo Gonzalo Pérez, por “no haber dicho la verdad respecto a las cámaras de vigilancia” que portaban durante el operativo del denominado ‘Comando Jungla’.

Alarcón grabó una declaración donde señaló que los obligaron a mentir, responsabilizando al abogado de la institución, Cristian Inostroza, y al mayor Manuel Valdivieso, jefe del GOPE en La Araucanía. Ambos terminaron por salir de la institución.

Catrillanca: la gota que terminó con la salida de Hermes Soto

Durante ese tiempo se encontraba Hermes Soto en el cargo de general director de Carabineros, quien ya contaba con el peso de la mala imagen que tenía la institución por el Caso Huracán y la implementación de pruebas falsas para inculpar a comuneros mapuches en La Araucanía (en 2017).

Considerando lo anterior, y a partir de la muerte de Catrillanca, se esperaba que fuera el mismo Soto quien accediera a presentar su renuncia, tal como lo hizo Victtoriano. Pero esto nunca se concretó.

La espera aumentó y el alto mando de Carabineros se aferró al cargo, incluso tras reconocer que “fueron engañados” por las mentiras en torno al caso Catrillanca. Esto motivó a que el mismo Gobierno iniciara un proceso político y le solicitara la renuncia, la que finalmente concretó el presidente Sebastián Piñera el 20 de diciembre de 2018.

Dado todo lo ocurrido he llegado a la conclusión de que Carabineros necesita un nuevo liderazgo pare enfrentar con mayor voluntad, velocidad y eficacia todos los problemas que lo aquejan en el presente y todos los desafíos del futuro… Por todas estas razones en el día de hoy le he pedido la renuncia al general, Hermes Soto Isla, para lo cual hemos iniciado todos los procedimientos correspondientes
– Presidente Sebastián Piñera

Declaración que no estuvo exenta de polémicas, ya que tras confirmar horas más tarde la salida de Soto, Piñera ratificó en su cargo a Chadwick y al subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, ambos cuestionados por su responsabilidad política en el ya denominado “Caso Catrillanca”.

La renuncia de Luis Mayol, intendente de La Araucanía

Otra salida que marcó fuerte tras la muerte de Camilo, fue la renuncia del intendente de La Araucanía, Luis Mayol, quien tomó la decisión luego del anuncio de acusación constitucional en su contra por parte de la bancada de la DC.

“La región de La Araucanía está mucho mejor que lo que estaba el 11 de marzo, cuando asumí este desafío”, señaló Mayol tras presentar su renuncia.

Hoy, producto de intereses mezquinos de algunos parlamentarios de oposición que han utilizado un caso lamentablemente -que todos sentimos profundamente, como es la muerte de Camilo Catrillanca- para obtener dividendos personales, no me es posible seguir contribuyendo con este objetivo, por eso he decidido dar un paso al costado
– Luis Mayol

Al día siguiente, el 21 de noviembre, la exvocera de Gobierno, Cecilia Pérez, anunció a Jorge Atton como nuevo intendente de la región de La Araucanía.

Interpelación a Andrés Chadwick

Durante los días de la renuncia de Atton, ya se hablaba de una interpelación al ministro del Interior, Andrés Chadwick, por su responsabilidad en la muerte del comunero.

En la sala de la Cámara, el 11 de diciembre de 2018, la diputada socialista, Emilia Nuyado, encabezó la interpelación convocada por el Congreso. Inició hablando en mapudungún. Previo a esto se aprobó una Comisión Investigadora por el homicidio de Catrillanca.

Durante el proceso, Chadwick reconoció que el comunero fue atacado sin provocación y aseguró que tanto Catrillanca como el menor que lo acompañó, no portaban armas. También dijo que se comprobó que Carabineros portaba una cámara.

Entre los ocho temas que se trataron durante la audiencia, se trató el robo de vehículos que motivó el operativo, antecedentes administrativos que provocaran el actuar del “Comando Jungla” y la vulneración de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes en La Araucanía, entre otros.

Al día siguiente, Andrés Chadwick declaró como testigo en el Caso Catrillanca, al igual que el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Investigaciones tras la muerte de Catrillanca

Luego de la muerte del comunero, la Fiscalía inició tres investigaciones: el robo de vehículos, el homicidio de Catrillanca y la obstrucción a la investigación por la destrucción de la tarjeta de memoria.

Por el robo de autos se formalizó al menor M.P.C. por receptación, sin embargo, esto no perseveró.

Homicidio y obstrucción a la investigación

El 29 de noviembre de 2018, el Juzgado de Garantía de Collipulli decretó la orden de detención contra los cuatro uniformados que participaron en el operativo, por los delitos de obstrucción a la investigación y destrucción de documento o elemento de la investigación.

Para Alarcón se sumó el homicidio del comunero y homicidio frustrado por la detención del menor. Los mismo ocurrió para Ávila, sin embargo, posteriormente se cambió a apremios ilegítimos, luego que se confirmara que el disparo que mató a Catrillanca salió del arma del sargento segundo.

En la audiencia de formalización, Alarcón quedó en prisión preventiva en Temuco, pero solicitó su traslado a la Sexta Comisaría de San Pedro de la Paz. Este 14 de noviembre fue trasladado nuevamente a otro recinto. Ávila quedó con arresto domiciliario total.

Carlos Alarcón | Captura de pantalla
Carlos Alarcón | Captura de pantalla

También declararon como imputados el abogado, quien según Alarcón lo obligó a mentir, y Manuel Valdivieso.

Braulio Valenzuela y Patricio Sepúlveda, por su parte, quedaron con arresto domiciliario, firma quincenal y arraigo nacional.

Unos meses más tarde, el INDH amplió la querella contra Christian Franzani y Mauro Victoriano por su presunto encubrimiento en el crimen del comunero. Acción judicial que se suma a las querellas por el homicidio de Catrillanca, obstrucción a la investigación y el homicidio frustrado del adolescente mapuche.

Preparación del juicio

El 10 de mayo de 2019, el Ministerio Público cerró la investigación derivada por la muerte del joven mapuche, dándole el plazo de 10 días a los querellantes o defensa para solicitar nuevas diligencias. En ese plazo, el abogado de tres de los ex GOPE solicitó la reapertura del caso y la exhumación de su cuerpo. Ésta última, finalmente fue rechazada por el tribunal.

Así, la audiencia de preparación del juicio oral fue reagendada de junio a agosto.

Tras el cierre de la instancia, la Fiscalía reingresó la acusación en contra de los siete uniformados y un abogado. Asimismo, mantuvo la citación en calidad de testigos para el exministro del Interior, Andrés Chadwick; el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla; el exintendente de La Araucanía, Luis Mayol; del exdirector de Carabineros, general Hermes Soto; el senador de Evópoli, Felipe Kast; y otras 68 personas, entre testigos y peritos.

Finalmente, el 26 de agosto se concretó la audiencia de preparación de juicio oral, la que se extendió por tres días, y donde se definió dejar a los ocho imputados a disposición del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Angol.

Dicho tribunal fijó para el 26 de noviembre el inicio de la audiencia del caso, la que se estima tendrá una duración de aproximadamente dos meses.

Qué arriesgan

-Carlos Alarcón arriesga 10 años y un día de presidio por el homicidio simple consumado de Catrillanca y cinco años y un día por el homicidio frustrado del menor que lo acompañaba.

-Para Raúl Ávila se solicitan cuatro años de presidio menor en su grado máximo por el delito de apremios ilegítimos en perjuicio de M.P.C.; tres años y un día de reclusión menor en su grado mínimo más multas de 21 UTM por el delito de infidelidad en la custodia de documento y 300 días de presidio menor en su grado mínimo, más multas por el delito de obstrucción.

Patricio Sepúlveda arriesga 300 día de cárcel en su grado mínimo y multas por el delito de obstrucción, misma condena recaería en Braulio Valenzuela.

-Para Gonzalo Pérez y Manuel Valdivieso solicitan tres años y un día de reclusión y multas por el delito de infidelidad en la custodia de documentos, más 300 días de presidio y multas por delito de obstrucción.

-Tres años y un día de presidio menor en su grado máximo por el delito de falsificación de instrumento público y por el de obstrucción, 300 días de presidio y multas de 60 UTM, solicitan para Jorge Contreras.

-En el caso del último imputado, el abogado Cristian Inostroza, solicitan la inhabilitación especial de seis años del ejercicio de su profesión, más la multa de 11 UTM y 300 días de presidio y multa de seis UTM por obstrucción y prevaricación.

-En paralelo, la Defensa de la Niñez pide 10 años por apremios ilegítimos cometidos contra el adolescente, y la defensa de Catrillanca pide cadena perpetua para los cuatro exfuncionarios del GOPE de Carabineros y 10 años de presidio para otros tres ex uniformados y un abogado por encubrimiento. Además se solicita que Chadwick sea procesado en el caso.

scroll to top