fbpx
Cerrar

Se supo la verdad: padres que mataron a niños gamers en Inglaterra resultaron ser medios hermanos

A comienzos de año se dio a conocer el caso de dos niños gamers (13 y 14 años), quienes fueron asesinados por sus padres en Sheffield (Inglaterra). Luego de varios meses de interrogatorios, y tras confesar el crimen, ambos fueron condenados a cadena perpetua.

Junto con eso, el tribunal que tomó competencia en este asunto descubrió en la última audiencia un dato que fue clave en el caso: la pareja eran medios hermanos.

Blake y Tristan Barrass eran conocidos en su ciudad por ser dos chicos que disfrutaban jugando videojuegos con sus compañeros de colegio, por lo que sus muertes generaron impacto entre la comunidad.

Ambos fueron hallados sin vida el pasado mes de mayo. Desde el primer momento los principales testigos fueron Sarah Barrass, madre de ambos, y Brandon Machin, pareja de la primera y padre de sus últimos cuatro hijos.

Sarah Barrass y Brandon Machin
Sarah Barrass y Brandon Machin

Se inició un juicio en su contra en septiembre pasado, en el cual ambos confesaron la autoría de los hechos y detallaron que tenían un plan para deshacerse de los seis niños que vivían con ellos, cuatro de ellos eran hijos de la pareja.

Sin embargo, hasta el día de hoy no se tenían mayores nociones respecto al por qué se había llevado a cabo esta acción aquella mañana de mayo, pero la Fiscalía reveló un dato que resultó ser clave.

Según detalló el diario inglés The Guardian, la fiscal Kama Melly reveló hace algunos días que ambos no sólo eran pareja, sino que también son medios hermanos y estaban preocupados de que su relación fuera conocida por asistentes sociales del distrito.

“Sin que nadie lo supiera, excepto los acusados, Brandon Machin tuvo una serie de relaciones sexuales con su media hermana Sarah Barrass. Él era el padre de los cuatro hijos más chicos de ella”, explicó la abogada.

Por meses se describió que ambos habían dado un líquido similar a veneno a los dos adolescentes, pero con el paso del tiempo esto se “echó por tierra”: la pareja asfixió hasta la muerte a ambos.

Tristan y Blake Barrass
Tristan y Blake Barrass

A los otros cuatro niños les dieron píldoras que se utilizan para tratar el Trastorno de Déficit Atencional. Si bien los menores se durmieron por el efecto de las píldoras, no murieron con el ataque esa mañana.

Finalmente, luego de una serie de interrogatorios, se descubrió que los dos formularon este plan para evitar que organismo públicos descubrieran su relación incestuosa y se llevaran a sus niños.

Tras escuchar toda la historia, la corte condenó a cadena perpetua a ambos. Por otro lado, los cuatro niños quedaron al cuidado de una tía, hermana de Sarah.

scroll to top