fbpx
Cerrar

Caleta Chañaral de Aceituno fue sede de importante Congreso de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes

Durante los días 1 y 2 de noviembre se realizó en caleta Chañaral de Aceituno, comuna de Freirina, el Tercer Congreso Internacional de Mujeres Indígenas y Afrodescendientes que reunió a más de una veintena de dirigentes y representantes de diferentes Pueblos, quienes debatieron sobre varias temáticas que les afectan en forma particular, tomando postura también sobre la contingencia nacional que mantiene actualmente movilizado a gran parte del país.

Si bien en algún momento pensaron en suspender el encuentro debido a lo que sucede en Chile, luego tomaron postura por seguir adelante, especialmente porque esta podía ser una gran oportunidad para visibilizar sus problemáticas, solidarizando y aportando también con la lucha que está dando la ciudadanía. Asistieron representantes de los Pueblos Aymara, Afrodescendiente, Chango, Diaguita y Mapuche (Pehuenche, Huenteche, Nacche y Huilliche).

Las temáticas tratadas durante el Congreso fueron diversas, pero profundizaron en materias como el desalojo de Changos y Diaguitas por la venta de territorios a privados, donde exigen un pronunciamiento y reparación de parte del Gobierno para solucionar a la brevedad estas problemáticas. También solicitan que Chile tenga una Asamblea Constituyente que garantice el acceso a los derechos básicos de toda la población; respeto a la autodeterminación de los Pueblos; derogación del TPP11; educación enfocada en la justicia, memoria, dignidad y la historia de ancestros y finalmente exigen el cumplimiento pleno a los Derechos Humanos.

Desde el equipo anfitrión y en representación del Pueblo Chango, Yasna Marín, destacó lo importante que es organizarse y posicionar temas en común. “Hay que relevar el esfuerzo de cada una de las que ha llegado hasta acá, y el nuestro para poder recibirlas, donde se busca llegar a una buena conclusión, que seamos escuchadas y ojalá llegar a buen término con el documento que creamos”.

En representación del Pueblo Diaguita, Ana Godoy, dijo que la organización permitirá alcanzar la reivindicación que merecen. “Este Congreso tiene el primer significado en la unión de las mujeres indígenas y ver entre todas las diferentes problemáticas que tenemos en diferentes territorios como pueblos originarios. Estamos haciendo un planteamiento ahora sobre la catástrofe de cada región y ver todos los problemas que tenemos, como son el territorio, agua o reconocimiento, entre otras. Por ejemplo, acá en Chañaral de Aceituno tienen la problemática que Los Changos no han sido reconocidos por el Gobierno, además de los problemas de sus pescadores y de terrenos”.

También estuvo presente Milena Molina, encargada de la Oficina de Desarrollo afrodescendiente de la Municipalidad de Arica, quien relevó la existencia de este tipo de Congresos. “Es tremendamente necesario que los Pueblos nos juntemos, que dialoguemos, que conversemos, más aún en el momento que está viviendo nuestro país, en este despertar de Chile, y desde el espacio en el que trabajo también considero que los recursos que están en los gobiernos comunales, como son las Municipalidades, tienen que ser destinados completamente al desarrollo de los Pueblos, a apoyar sus luchas con estos recursos, porque si estas oficinas son creadas es para que los Pueblos tengan apoyo desde la institucionalidad y no sólo que esta se sirva de ellos”.

Dentro de los acuerdos que se tomaron en este Congreso está convertir el encuentro en una instancia semestral, y no anual como es hasta ahora, fijando como nueva fecha de reunión el mes de mayo de 2020 en la ciudad de Arica. Los dos congresos anteriores se llevaron a cabo en Chiguayante y Arica.

scroll to top