fbpx
Cerrar

Líderes sociales exigen Asamblea Constituyente y seis medidas anti abusos de corto plazo

Un grupo de al menos 50 actores y organizaciones sociales realizaron una convocatoria este lunes para conformar un nuevo pacto social mediante una nueva constitución, a través de una Asamblea Constituyente.

Figuras como Fernando Atria; Barbara Figueroa, presidenta de la CUT; Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores; José Perez, presidente de la ANEF; Marcelo Soto, presidente de la Confederación Nacional de Federaciones de Pescadores Artesanales de Chile (Confepach); Coordinadora No+AFP; Cumbre de los Pueblos; Corporación Humanas, entre otros.

Asimismo, entre los firmantes también se encuentran Anita Tijoux, Daniel Stingo, Daniel Alcaino, Mariana Loyola, Alejandro Goic, Lorena Fries, Jorge Baradit, Tamara Acosta, Claudia Di Girolamo, Vicente Sabatini, Paulina Urrutia, Jaime Bassa, Hector Morales y Claudia Dides.

En su declaración, remarcan que “lo que se ha manifestado durante los últimos días, primero en las calles de Santiago y luego en todo el país, es la exasperación ciudadana con un modelo fundado en el abuso, la precarización de la vida y una política que es indiferente a la voluntad popular”.

Desde ese punto de vista, apuntan a que la clase política es “culpable de haber sido un instrumento para la instauración de un modelo fundado en el abuso. En el abuso que significa que nuestros derechos sociales sean oportunidades de lucrativos negocios: para las AFPs, mientras pagan pensiones de pobreza. Para las Isapres, que han sido condenadas por tribunales durante una década por violar derechos de sus afiliados y anuncian cada año más utilidades mientras la salud pública decae; para las sanitarias, que dejan por 10 días a una ciudad sin agua y luego deben solo pagar una multa; para las grandes empresas pesqueras, que se hicieron con el mar chileno comprando favores legislativos. Las necesidades básicas de los chilenos, por otro lado, son una oportunidad más para que las empresas se enriquezcan, cobrando precios que son fijados por comités de expertos que han sido diseñados para ser indiferentes a las necesidades y salarios de quienes tienen que pagarlas. Y por eso suben las cuentas de agua, luz, transporte”.

En su opinión, “no basta hacer perfeccionamientos a un sistema basado en el abuso. En necesario que, en conversación con la sociedad civil, se acuerde un cronograma para la elección e instalación de una asamblea constituyente, que de paso a un momento participativo, a un gran dialogo horizontal entre todos/as los ciudadanos y ciudadanas, que culmine en una nueva constitución política para Chile”.

Por ello es que plantean medidas inmediatas y otras de mediano plazo.

Primero: una inmediata y considerable reducción de las dietas parlamentarias y los sueldos de dirigentes de partidos políticos. “Una decisión rápida en esta dirección mostraría que la clase política al menos ha comenzado a comprender la profundidad del problema”, señalan.

Segundo: Que se vote y apruebe a la brevedad el proyecto de ley de 40 horas.

Tercero: Reajuste de la pensión solidaria para alcanzar el salario mínimo y reforma de pensiones sin AFP obligatoria.

Cuarto: Rechazar la reintegración tributaria “que solo beneficia a los más ricos de este país y resta recursos para políticas de justicia e igualdad social”.

Quinto: Fortalecer la salud pública, terminando con la carencia de insumos como exigen los gremios de la salud, además de limitación a utilidades de las isapres.

Sexto: Recuperación del agua, la que se encuentra privatizada.

Pero, aseguran, esto no es suficiente. Por ello también piden el fin del Estado de Emergencia y la restricción a las libertades.

scroll to top