fbpx
Cerrar

El mecánico que se “apoderó” del centro de Puerto Montt mediante concesión minera de 57 hectáreas

Manuel Ojeda Asencio, mecánico puertomontino, finalizó exitosamente el proceso de inscripción de su concesión minera el pasado 5 de marzo ante el Conservador de Comercio, Minas y Aguas de Puerto Montt.

El proceso arrancó el 22 de diciembre de 2016, cuando reclamó la pertenencia de 57 hectáreas de subsuelo en la capital de la región de Los Lagos.

Lo que llamó la atención y que encendió las alarmas entre las autoridades locales fue la zona en la que se entregó el aprovechamiento del subsuelo: en pleno centro de la ciudad.

El paño asignado parte en la estatua de los enamorados frente al mar, hasta el muelle de la ciudad, luego sube hasta la Plaza de Armas, llega a la altura del Colegio Alemán y hasta la Población Modelo.

whatsapp-image-2019-06-05-at-13-33-26

En concreto, en dicha área se encuentran los terrenos de la Gobernacion de Llanquihue, la catedral de la ciudad, la Corte de Apelaciones y la propia Plaza de Armas, entre otros puntos clave.

Las inquietudes surgieron a raíz de la construcción de la pileta ornamental de Puerto Montt, con cuyo proyecto las autoridades descubrieron las trabas para avanzar con la iniciativa a raíz de la concesión obtenida por Ojeda.

Sin embargo, pese a que -aparentemente- ninguna autoridad tomó en cuenta la magnitud de la asignación, dicha solicitud se realizó ajustada a la normativa mediante un trámite que no es muy complejo de realizar y que es posible mantener mediante el pago de una patente anual, que en este caso particular no superaría los 150 mil pesos y pagos menores de publicación y tasa.

Diego Barría | RBB
Diego Barría | RBB

Formalmente, se adjudica mediante una concesión de exploración, la cual tiene una duración indefinida y puede ser obtenida mediante una solicitud en un tribunal local, y en el cual además intervienen el Sernageomin, Tesorería General de la República, el Conservador de Minas y los boletines de minería.

Así es como Ojeda se apoderó del subsuelo de la zona y desató lo que podría transformarse en una piedra de tope para cualquier inversión pública y/o privada en la superficie en cuestión: cualquier constructora o incluso entidad de Gobierno que quiera edificar algo en el centro de Puerto Montt, deberá pedir la autorización de Ojeda y, tras una negociación, efectuar pagos para concretar la obra.

Si bien el polémico permiso no tiene carácter retroactivo, en concreto, la concesión imposibilitaría realizar la construcción de subterráneos y redes de servicios básicos como gas, agua potable, alcantarillado e incluso colectores de aguas lluvias.

Municipio esteril

La Municipalidad de Puerto Montt también aprobó parte del proceso, lo que permitió -mediante el Departamento de Aseo y Ornato- la instalación de dos monolitos en el sector costanera del centro de la ciudad.

Con ello, dejó en evidencia en la vía pública -de acuerdo a lo exigido- la concesión que había obtenido.

Para aquello, incluso, además de la simple autorización, también fue necesario el pago de una garantía que alcanzó los 600 mil pesos y que permitió completar parte del proceso bajo la normativa establecida, en marzo de 2018, y cuyo trámite podría haber dado luces de forma anticipada del particular proceso que ahora tomó por sorpresa a los titulares de todas las instituciones implicadas.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top