fbpx
Cerrar

Chañaral: Visitan a empresas que se levantaron luego de pérdidas millonarias tras los aluviones

Los empresarios fueron afectados dos veces por la emergencia y recibieron apoyo del Gobierno de Chile, a través de Corfo, para concretar sus proyectos de recuperación

Multitienda Don Álvaro es un reconocido local comercial con más de 50 años de vida y que cuenta con sucursales en Chañaral, Tal Tal y El Salvador. Mateco es una empresa dedicada al rubro comercio, específicamente a ferretería, que también suma más de 50 años desde su creación. Hostal Playa Mar, tiene una amplia trayectoria como empresa del rubro hotelero y turístico. Las tres empresas chañaralinas sufrieron millonarias pérdidas a raíz de los aluviones que azotaron a la región durante el año 2015 y, luego, nuevamente el 2017. Hoy han podido levantarse con su esfuerzo y el apoyo del Gobierno de Chile, a través de Corfo, y en el marco de la conmemoración de los 4 años de la primera emergencia, recibieron la visita de la directora regional de Corfo, Silvia Zuleta, quien estuvo acompañada por la diputada de la República Sofía Cid.

“Hoy, tras 4 años del aluvión de 2015, podemos ver cómo estos empresarios han podido levantarse tras verse doblemente afectados por las catástrofes del 2015 y del 2017. Son un ejemplo a seguir y por eso quisimos destacarlos, porque han demostrado una enorme capacidad de resiliencia, destinando recursos propios para salir adelante y también contando con la ayuda de Corfo a través de programas de apoyo, tras el segundo aluvión que azotó nuevamente a Chañaral en mayo de 2017”, explicó la directora regional de Corfo Atacama Silvia Zuleta.

En el caso de la Multitienda Don Álvaro, la empresa sufrió el anegamiento del local ubicado en Merino Jarpa y, como consecuencia, pérdida total de la mercadería, equipos de computación e  insumos varios.  En este caso, el proyecto de recuperación consistió en reparar el local comercial, destinando la inversión, principalmente, a infraestructura.

En tanto, la empresa Mateco también sufrió pérdida total de su local comercial y bodega ubicada a un costado del río Salado, tras el primer aluvión. Posteriormente, reactivó una pequeña sala de ventas en el sector alto de la comuna, manteniendo otra sala y bodegas en el sector Merino Jarpa, las que se vieron altamente afectadas con el aluvión de 2017, lo que le significó graves daños y pérdida de infraestructura, equipos, maquinarias y mercadería por el anegamiento total del local. La empresa inició su recuperación productiva con recursos propios, pudiendo reactivar parte de su negocio. Gracias al proyecto apoyado por Corfo, pudo adquirir una grúa horquilla necesaria para mover y elevar cargas de alto tonelaje y mejorar la administración de su bodega.

Finalmente, la diputada Sofía Cid señaló que “el aluvión arrasó Chañaral y otras comunas de Atacama. En este puerto se han invertido recursos para levantar a los emprendedores locales, y ayudarlos a proyectarse más allá de volver al estado previo al desastre. Esta idea debe estar siempre detrás de los programas de Gobierno: ir más allá, crecer y ganar alas para emprender”, concluyó la parlamentaria.

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top