fbpx
Cerrar

Víctimas de Karadima confían en que autoridades de la Iglesia sean encarceladas por encubrir abusos

Víctimas de Fernando Karadima se manifestaron confiados en que altas autoridades de la Iglesia Católica en nuestro país, sean encarceladas por encubrir abusos sexuales.

Por cerca de cuatro horas, dos de las víctimas del exsacerdote Fernando Karadima, Juan Carlos Cruz y José Andrés Murillo, prestaron declaración en la causa de encubrimiento de abusos sexuales al interior de la Iglesia Católica, en contra de Francisco Javier Errázuriz y Ricardo Ezzati.

Pero también ambos prestaron testimonio en la querella que interpusieron por el delito de perjurio en contra de Errázuriz, la que está siendo revisada por el fiscal Emiliano Arias.

Según explicó Murillo, esto último tiene que ver con una carta que el arzobispo emérito le envió al entonces nuncio apostólico Giuseppe Pinto, en febrero de 2009.

“El cardenal Errázuriz dijo en un momento que el había dejado abiertas las investigaciones y luego en una carta al nuncio dice que el había cerrado las investigaciones para proteger a Karadima y evitar que esto se haga público, por lo agresivo que eran las víctimas”, señaló.

“La contradicción y la mentira ha quedado al descubierto, y eso da cuenta de un patrón de conducta”, aseguró Murillo, tras dar su declaración por cerca de 4 horas.

La diligencia, en tanto, fue precedida de un incidente cuando Juan Carlos Cruz llegó a la Fiscalía de O’Higgins a eso de las 10:30 horas, en momentos en que una mujer lo increpó por sus duros dichos en contra del cardenal Ezzati.

“Límpiate la boca para decir delincuente de Ezzati primero (…) harto que lo pasaste bien”, le espetó. También se le oyó tildarlo de “sinvergüenza”.

Consultado por la prensa acerca de qué le parecían este tipo de actitudes, Cruz aseguró que, en su opinión, vienen de personas que no quieren ver “que hay hechos concretos”.

“En las vidas de uno, estos hombres han sido verdaderamente unos delincuentes, criminales, no sólo con nosotros, sino que le han destruido la vida a personas… nosotros tenemos amigos que hasta se han suicidado porque esta gente los ha llevado a eso”, lamentó.

“Es entendible que hay gente que está obsesionada. El poder de la Iglesia (…) es tremendo y la forma que ellos tienen de tergiversar la verdad permite que pasen estas cosas. Es comprensible. Hay que vivir con eso no más”, finalizó Cruz, tras lo cual ingresó al edificio del Ministerio Público.

Tras la diligencia, Cruz -uno de los primeros denunciantes de Karadima- dijo que con los antecedentes que maneja la Fiscalía, no le extrañaría que algún religioso pueda terminar en la cárcel.

“La cantidad de información y pruebas que tiene la Fiscalía es impresionante, y no me extrañaría que alguno terminara en la cárcel y me alegro”, sostuvo.

En esa línea, destacó las medidas que ha tomado Francisco en el último tiempo, como por ejemplo apartar de su círculo de consejeros más próximos al cardenal George Pell, perseguido en Australia por agresiones sexuales a menores, y a Francisco Javier Errázuriz, sospechoso de haber ocultado los actos del expárroco de El Bosque.

Algunos observadores apuntan que Errázuriz aconsejó mal a Francisco, incitándole a defender al cardenal Juan Barros, implicado en el escándalo de los abusos sexuales de la Iglesia en Chile, una defensa que complicó mucho el viaje del Papa a nuestro país en enero de 2018.

“Me alegro lo que está haciendo el Papa, que ha sacado verdaderos criminales. Y animar al Papa a que siga haciendo lo que está haciendo y sacar a estos huevos podridos”, sostuvo.

Mauricio Pulgar, exsemnarista víctima de abusos, quien ya ha prestado declaración en el Ministerio Público, instó a otras víctimas a acercarse a la Fiscalía para entregar antecedentes.

“Yo invitaría a todas las víctimas de abuso sexual a que se contacten con el Ministerio Público, no esperen que los llamen. Si alguno tiene inconvenientes de no tener la información, se puede contactar con parte de la Red de Sobrevivientes de Santiago”, instó.

Recordemos que a nivel penal, la Justicia declaró prescritos los crímenes cometidos por Karadima,a quien el Vaticano declaró en 2011 culpable de abuso sexual y recientemente expulsó del sacerdocio.

No obstante, tres víctimas de abusos sexuales del exsacerdote se querellaron por “falso testimonio” en contra del exarzobispo de Santiago, Francisco Javier Errázuriz, a quien acusan de encubrir sus crímenes.

La querella se enmarca dentro del proceso civil que Juan Carlos Cruz, James Hamilton y José Andrés Murillo, llevan adelante contra la Iglesia de Santiago, en busca de una millonaria indemnización por encubrir los crímenes.

Mientras, aún está pendiente la citación a declarar del cardenal Francisco Javier Errázuriz y la revisión del sobreseimiento definitivo de Ricardo Ezzati en el caso de los encubrimientos.

Fuente: Biobiochile.cl

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top