fbpx
Cerrar

Ley de Convivencia Vial: hacia una ciudad justa

Un efecto palpable del desarrollo económico es el surgimiento de requerimientos más sofisticados, propios de un país que ha logrado resolver necesidades elementales y que avanza hacia los estándares de sociedades con un mayor ingreso per cápita.

Si en el Chile de hace 20 años, la vivienda propia o la cobertura básica de salud o educación primaria eran las demandas más recurrentes de las familias, hoy los habitantes de nuestras ciudades claman también por mejores espacios públicos e igualdad de oportunidades para vivirlos, con calidad de vida. A eso apuntamos desde el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones con las políticas de ciudad justa.

En el contexto de creciente densificación, el espacio público se transforma en un bien escaso que debemos administrar para convertirlo en el nuevo patio compartido de nuestras viviendas. Como autoridades, debemos trabajar para que ese espacio sea equitativo, accesible y, sobre todo, seguro.

La Ley de Convivencia Vial, que modifica la norma de tránsito y que entra en vigencia este domingo 11 de noviembre, tiene como objetivo equiparar el espacio vial que comparten los distintos modos de transportes, poniendo especial atención en la seguridad de aquellos usuarios más vulnerables como ciclistas y peatones, quienes representan un 53% de las muertes por accidente de tránsito.

Como Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones no sólo queremos favorecer a los modos no motorizados, como la caminata y la bicicleta, sino que también, queremos contribuir en la construcción de urbes más amables.

Hoy en día ya existen demasiadas brechas en una misma ciudad, por lo que tenemos que invertir en infraestructura para contar con un sistema de transporte integral para Atacama. Esa visión de futuro y equidad es plenamente compartida por la ministra de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt y el Intendente Francisco Sánchez, quien está decidido a promover la construcción de una región más moderna y justa.

Estamos convencidos de que en Atacama debe haber cambios sustanciales en materia de Transporte Público, pero también, debemos impulsar un cambio cultural que instaure el respeto entre conductores, peatones y ciclistas. Y ese es justamente el objetivo de la Ley de Convivencia Vial.

 

Vittorio Ghiglino Bianchi
Seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Atacama

error: Alert: Content is protected !!
scroll to top