fbpx
Cerrar

Fiscalía obtuvo condena por internación ilegal de 400 cajas de cigarrillos

Imputado intentó trasladar la mercancía en el país cuando fue sorprendido por personal de Carabineros, determinándose que las cajas permanecían escondidas en las puertas del vehículo en el que viajaba.

Por el delito de contrabando aduanero y comercio irregular fue sentenciado el chofer de un camión, quien fue sorprendido trasladando un total de 400 cajas de cigarrillos.

De acuerdo a lo informado por el fiscal de este caso, Luis Miranda Flores, los hechos materia de la investigación ocurrieron en el mes de junio del año pasado cuando personal de Carabineros controló un camión de carga que viajaba en dirección al sur del país y que era conducido por Genaro Santibáñez Hernández. Ocasión en que se determinó que escondidas en las partes interiores de las puertas del vehículo permanecían las cajas de cigarrillos importados de marcas como Fox, Carnival, y Jaisalmer; y por los cuales el conductor no portaba ningún documento que acreditara su autorización e internación al territorio nacional, tampoco registro de cancelación de derechos o gravámenes aduaneros por la mercancía.

En relación al cargamento el fiscal indicó que el valor aduanero de dicha carga ascendía a monto superior a los 167 millones de pesos.

Frente a estos hechos el fiscal Miranda abrió una investigación de carácter penal por el delito de contrabando aduanero, causa que se indagó en detalle con el importante apoyo del Servicio de Impuestos Internos y el Servicio Nacional de Aduana, entidades con las que además existen protocolos de trabajo establecidos para este tipo de delitos.

“La Fiscalía de Atacama mantiene comunicación directa con ambos servicios públicos para actuar de manera oportuna frente a detección de irregulares traslados de mercancía por las rutas de la región. Este fue el caso y así, en un breve plazo de tiempo, ya fue posible reunir los antecedentes y acusar al imputado, para luego obtener una sanción de acuerdo a la Ley vigente”, dijo el fiscal.

El caso fue presentado ante el Juzgado de Garantía de Copiapó para un procedimiento abreviado, instancia en que se condenó a Santibáñez Hernández a la pena de 541 días de presidio, además de una multa de un millón 676 mil pesos y el comiso de las especies incautadas. Sustituyendo el Tribunal, al reunirse los requisitos legales, la pena impuesta por la remisión condicional debiendo quedar sujeto al control de Gendarmería por el mismo lapso de extensión de la condena.

scroll to top