fbpx
Cerrar

Colegio Parroquial de Caldera recibe terreno para ampliar sus instalaciones

logitoEl terreno, que cuenta con una superficie de 0,176 hectáreas, se ubica en Av. Batallones de Atacama esquina suroeste de calle Paipote. Será parte del proyecto de ampliación del colegio, se construirán salas para la pre-básica y se ampliarán los espacios de esparcimiento para los alumnos.

Muy prontos a cumplir 34 años de vida está la comunidad educativa del Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera, y que mejor regalo que la concesión gratuita que le otorgó el Gobierno de Chile, mediante la Seremi de Bienes Nacionales, Marcela Cepeda González, que se apersonó en el establecimiento para hacerle entrega del documento a su director, José Hernandez.

“Es un gran orgullo, veníamos realizando este trabajo hace mucho tiempo, porque teníamos que cumplir con normativas legales, es por eso que el terreno nos viene como “anillo al dedo”, podremos traer a la pre-basica e instalarla acá, lo que es fundamental para el buen desarrollo de la educación del colegio, es por eso que agradecemos mucho a la Seremi, porque siempre tuvo muy buena disposición para contribuir con el desarrollo del proyecto” dijo el director del colegio.

Marcela Cepeda González, en tanto, se mostró muy satisfecha por la entrega realizada agregando que “Uno de los ejes centrales del Gobierno de nuestra Presidenta, Michelle Bachelet, es la reforma educacional, esto contempla, además de generar y ampliar los accesos y la calidad, trabajar en distintos temas que fortalezcan la educación pública. Es por eso que estamos acá, entregando en concesión gratuita este inmueble fiscal, para que sea administrado por el obispado de Copiapó, para que puedan construir y ampliar el colegio Parroquial Padre Negro. Con esto, queda de manifiesto el compromiso de Bienes Nacionales con la Educación de nuestros jóvenes y niños, Pero También con este colegio tan importante de Caldera, que mediante la excelencia académica y reforzamiento de valores cristianos, contribuye al desarrollo de la región de Atacama”.

Por su parte el párroco de la comuna de Caldera, Juan Barraza, se expresó contento porque la entrega es un gran aporte a la educación, y es un aliciente para “seguir construyendo sueños, no solamente muros. Es una memoria histórica agradecida, de tantos hombres, mujeres, religiosos y laicos comprometidos con la educación católica, esto significa ir dando mejor respuesta a los grandes desafíos de la enseñanza”.

El Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera, educa a mil cien alumnos desde pre-básica hasta educación media técnico profesional y cuenta con una planta de 110 funcionarios.

scroll to top