fbpx
Cerrar

Piden que parte de utilidades de Codelco se destinen a recuperación ambiental de bahía de Chañaral

logitoEl proyecto de resolución aprobado por la Sala sostiene que Codelco se comprometió con el municipio a tomar medidas de mitigación, lo que aún no ha sucedido.

Por 52 votos a favor y 3 abstenciones, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de resolución N° 155, que solicita a la Presidenta de la República una norma que permita establecer que se destinen parte de las utilidades de Codelco a la recuperación ambiental de la bahía de Chañaral, a través de la creación y puesta en marcha de un “Plan de Recuperación Ambiental”, que de manera integral y sistémica se ocupe de evitar los riesgos a la salud, a los que han estado expuestos los habitantes de la comuna, y les permita mejorar su calidad de vida y entorno.

Además, se solicita que a través del concurso de voluntades y de recursos del Estado y de Codelco Chile, se establezca un programa especial, que permita promover el desarrollo económico y mejorar la calidad de vida de la población de Chañaral con iniciativas que apunten a diversificar la matriz productiva de la comuna, y contrarrestar los impactos negativos provenientes de los relaves de yacimientos mineros cercanos.

La iniciativa fue presentada por la diputada Daniella Cicardini (PS), junto a sus colegas Cristina Girardi (PPD), Marcela Hernando (PRSD), Marcos Espinosa (PRSD), Roberto Poblete (Ind), Daniel Melo (PS), Ramón Farías (PPD), Claudio Arriagada (DC), Luis Lemus (PS) y Leonardo Soto (PS).

Los autores recuerdan que en 1938, la compañía Andes Cooper Minning Company, antecesora de Codelco, comenzó a vaciar directamente el relave proveniente del proceso de explotación del cobre al cauce del río Salado, que desembocaba en la Bahía de Chañaral. “Aquí se depositaron por más de 30 años alrededor de 29.000 toneladas diarias de relave, el cual tenía arsénico, cianuro, plomo, cinc, aluminio, molibdeno, mercurio, entre otros metales pesados”.

Agregan que “este desastre acabó con la biodiversidad de la bahía y las actividades productivas de la comunidad de Chañaral. El mar se retiró casi dos kilómetros al interior de su ribera natural y desapareció la antigua infraestructura portuaria que había en el sector”.

En 1974 el río Salado fue desviado 15 kilómetros al norte, contaminando una vasta zona costera que hasta el momento estaba libre de sedimentos químicos. Esto terminó en 1988 cuando la comunidad interpuso un recurso de protección, que la Corte Suprema acogió, fallando en contra de Codelco y obligándolo a terminar con los derrames al Pacífico, y ordenando la construcción de parques de relaves.

No obstante, el ecosistema perdió su capacidad para regenerarse, ante el daño producido. Ello menoscabó la actividad turística y pesquera de la zona, exponiendo a los habitantes a la constante contaminación.

“Codelco no se ha hecho cargo de mitigar los daños realizados al ecosistema ni a la población que habita alrededor de esta zona”, indican los legisladores, recordando que la minera estatal se comprometió con el municipio de Chañaral a tomar medidas de bajo costo y alto impacto para mitigar estos problemas, pero hasta el día de hoy no han sido solucionados.

Fuente: Camara de Diputado.

Fotografía: Geovirtual2

scroll to top