fbpx
Cerrar

Minera Candelaria, motor de la economía en Atacama

logitoPara la Región de Atacama Minera Candelaria no sólo es una operación que destaca por su gestión en seguridad y medio ambiente, sino también por ser una faena que ha generado un positivo impacto económico en la zona, convirtiéndose en un verdadero motor de la economía regional.

Desde el inicio de sus operaciones en 1995, Candelaria, filial de Freeport-McMoRan, se ha posicionado como la operación de mayor envergadura y la de mayor producción de cobre en la Región, impacto que se ha materializado en ámbitos económicos y sociales, tales como la generación de empleo, la adquisición de insumos y servicios, el pago de impuestos y patentes e inversión comunitaria, entre otros.

IMPORTANTE FUENTE DE EMPLEO Y PRODUCCIÓN REGIONAL

Uno de los principales elementos que han posicionado a Candelaria como eje de la economía en Atacama es el impacto que ha causado sobre el empleo. La compañía es la fuente laboral directa de 1.300 trabajadores propios y aproximadamente 3.200 contratistas, es decir, una fuerza laboral de 4.500 personas, que se suman a los aproximadamente 12.000 empleos indirectos que generan sus distintas operaciones y actividades. En resumen esto significa que Candelaria es fuente laboral directa o indirectamente de aproximadamente 16.500 personas, lo que se traduce en que su aporte al empleo de Atacama es de un 13%.

Para hacer funcionar el complejo industrial que incluye mina, planta concentradora, talleres de mantención, planta desalinizadora, puerto y áreas de mantención, entre otras, se requiere la adquisición de bienes, insumos y servicios que en un 36% se compran a proveedores locales, es decir, uno de cada tres pesos que se gastan por estos conceptos queda en la Región de Atacama.

Asimismo, de acuerdo a datos proporcionados por el Banco Central, las actividades productivas de la minera corresponden al 19,92% del Producto Interno Bruto regional (PIB, valor monetario de la producción de bienes y servicios en la Región) y su participación en el PIB minero regional es de un 46,25%, lo que significa que casi la mitad de la producción minera de Atacama proviene de Minera Candelaria.

IMPUESTOS Y PATENTES

En materia de impuestos y permites municipales, estas contribuciones reportan importantes recursos a las comunas donde se ubican las operaciones, especialmente a Tierra Amarilla, pues corresponden a una de las principales fuentes de financiamiento con las que cuentan los municipios para desarrollar sus programas de gestión.

Sólo durante el presente año, minera Candelaria pagó en patentes municipales la suma de $562 millones de pesos en Tierra Amarilla. Si se considera el período 2007-2013, la compañía ha pagado por este concepto $2.509 millones de pesos.

En materia de Royalty, la compañía durante el 2013 aportó $11.000 millones de pesos al fisco, y en el mismo período, en impuestos de Primera Categoría, pagó $75.000 millones de pesos al erario nacional.

DESARROLLO COMUNITARIO

Minera Candelaria mantiene una constante preocupación y disposición para contribuir al desarrollo de las comunidades cercanas a sus operaciones, compromiso que se ha materializado con importantes aportes en salud, educación, desarrollo económico, seguridad, infraestructura, medio ambiente y cultura.

En ese contexto, durante el período 2008-2012, se invirtieron $3.000 millones de pesos en programas y proyectos comunitarios en Tierra Amarilla, Caldera y Copiapó, destacando iniciativas emblemáticas como la remodelación del estadio Eladio Rojas de Tierra Amarilla; la creación de un Infocentro Comunitario en esa comuna; el programa Ilumina con capacitaciones y conexión gratuita a Internet vía WiFi para la comunidad; diversos programas de educación, capacitación y fomento productivo para emprendedores; el programa “Tierra Amarilla Sonríe” que mejoró la salud dental de los vecinos; el programa Viviendas Tuteladas para adultos mayores de Caldera; y numerosas iniciativas culturales en teatro, música y patrimonio, entre muchos otros.

Desde 2013 y con el objetivo de construir junto con las comunidades una visión de futuro en común, la Corporación Freeport-McMoRan comenzó la implementación de un nuevo modelo de relacionamiento comunitario, cuyo eje fue la creación de la Fundación Freeport, desde donde se están generando proyectos con identidad local que responderán a las necesidades y prioridades de la comunidad. Asimismo este año se inauguró el Centro Comunitario de Candelaria en Tierra Amarilla, poniendo a disposición de la comunidad salas de reuniones, capacitación y computadores entre otros servicios.

Para 2014, la cartera de proyectos que se implementarán al alero de la Fundación alcanza una cifra cercana a los $1.800 millones de pesos y se concentrará en las comunas de Tierra Amarilla, Caldera y Copiapó, con tres iniciativas que ya están en marcha y otras cinco que comenzarán su ejecución durante el último trimestre del año.

scroll to top