fbpx
Cerrar

Semana de la lactancia materna “Lactancia Materna: un triunfo para toda la vida”

logito

Bajo el Lema “Lactancia Materna: un triunfo para toda la vida” se dio el inicio a la Semana Mundial de la Lactancia Materna.

La leche materna es el único alimento que el niño necesita para los primeros seis meses de vida. Otro tipo de alimentos o bebidas, inclusive de agua, aumentaría el riesgo de que tenga diarrea u otra enfermedad. La leche materna es la “primera inmunización” del bebé, no existen fórmulas alternativas para su protección.

Es importante destacar que la lactancia materna exclusiva es una intervención clave para mejorar la supervivencia infantil, que puede salvar alrededor del 20% de los niños menores de cinco años.

Algunos Beneficios de la Lactancia Materna

Nutre al niño, se le aporta defensas gracias a la inmunoglobulina, crea un vínculo entre la madre y el niño y es económico porque favorece el ahorro en el presupuesto familiar y permite a la madre cumplir con su función como progenitora.

La leche materna protege al niño de diversas enfermedades y es considerado un fuerte previsor de infecciones respiratorias y diarreicas agudas.

La lactancia materna reduce el riesgo de caries producidas por el uso de biberón, a través del cual se consume la leche azucarada y otros alimentos endulzados.

Otra gran ventaja es que está libre de contaminación y de gérmenes, lo cual no ocurre, a veces, con las preparaciones artificiales cuyos envases no están lo suficientemente limpios, lo cual puede desencadenar enfermedades que afectan al bebé.

El contacto piel a piel que se produce le permite a la madre transmitir afecto a su bebé y fortalecerlo emocionalmente. Con este contacto inicial la salud de la madre se beneficia porque ayuda a contraer el útero y volverlo a su tamaño normal, evitando de esta manera hemorragias y anemias.

En lo que respecta al aspecto psicológico, a través de esta práctica, la madre le transmite a su bebé seguridad y confianza que ayudarán a su desarrollo social y afectivo incluso la capacidad de amar del bebé se incrementa y el niño desarrolla autocontrol de sus propios impulsos, crece sano y feliz.

Las madres que dan de lactar son menos propensas a contraer cáncer de mama o de ovarios, anemia y osteoporosis.

 

scroll to top